Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Es el momento de África y tenemos que estar a la altura”

El ministro de Agricultura en funciones, Luis Planas, alienta a la inversión privada en el continente y a la cooperación entre estados con la vista puesta en la digitalización agrícola y la producción sostenible

Mujeres de una cooperativa de cacao en Costa de Marfil.
Mujeres de una cooperativa de cacao en Costa de Marfil. AFP

"Es el momento de África, y la Unión Europea y España tenemos que estar a la altura de las circunstancias. La población africana pasará previsiblemente de 1.200 millones de habitantes a 2.400 millones en 2050, por lo que se plantea la necesidad de una producción de alimentos muy superior a la actual pero que deberá efectuarse en condiciones distintas, de forma que se preserven los medios naturales: la protección del suelo, del agua, de la biodiversidad, del paisaje. En definitiva, para cumplir los objetivos de la agenda 2030", ha declarado el ministro de Agricultura en funciones, Luis Planas, durante la celebración de la Tercera conferencia ministerial de Agricultura de la Unión Africana (UA) y la Unión Europea (EU) que acoge la sede de la Organización de la ONU para la Alimentación y la Agricultura (FAO) en Roma. En el evento participan cerca de 450 representantes de alto nivel y actores clave de África y Europa y tienen como objetivo "debatir sobre cómo desbloquear aún más el potencial de una transformación rural positiva y un sector agrícola y agroalimentario inclusivo y sostenible", informa la organización del encuentro.

"Desde un punto de vista del desarrollo económico es un incremento positivo para el empleo y para la fijación de la población en África. Tanto en la agricultura, como en el desarrollo rural, en la pesca... Hay grandes oportunidades de futuro en el continente y España es el país europeo más próximo, estamos a 14 kilómetros y podemos ser un socio fundamental y un puente para las relaciones", ha establecido Planas durante una entrevista concedida a los medios, en la que ha señalado que España puede aportar fundamentalmente soluciones vinculadas al regadío y de agricultura de precisión. "Somos junto a Israel de los países del mundo con la tecnología más avanzada para la irrigación, útil ante la escasez de agua en muchas zonas de África", ha matizado el cargo, que dentro de los cinco paneles de alto nivel expuestos durante la jornada ha participado en el titulado Uso de soluciones digitales en la agricultura. "Los jóvenes y las mujeres son los auténticos protagonistas del futuro. La edad media de agricultores y ganaderos tanto en Europa como en África es muy elevada y los jóvenes ya son de una generación digital, tenemos que aprovechar su conocimiento y preparación", ha expuesto ante el aforo completo entre las conclusiones de su línea de trabajo, donde ha instado también a dar más poder a las mujeres.

De forma transversal ha mencionado que la digitalización es un instrumento, no un fin en sí. "Por lo que hacen falta políticas publicas y actuaciones en inversiones e infraestructuras, además de conseguir que la conectividad e Internet lleguen al 100% de la superficie de nuestros países. Esto es tremendamente importante, aunque no sea suficiente", ha señalado Planas. En África la penetración de Internet es del 37,3% y en Europa del 86,8%, según datos de Internet World Stats. Durante la entrevista, Planas ha recordado que se acaba de publicar el III Plan África del Gobierno de España, que junto a la entrada en vigor del tratado de libre comercio africano se considera que promueve un momento óptimo para la inversión. "Es una aventura empresarial desconocida para muchos. Un gran reto con muchas oportunidades", ha dicho frente al dato de las 1.500 empresas españolas registradas en el continente, 600 de ellas en África subsahariana, según información de Casa África.

Es un desafío, solo en África occidental, donde apenas se provoca el cambio climático pero se sufren más sus consecuencias, la degradación de la tierra, la escasez de agua o la deforestación mantienen en la incertidumbre a los trabajadores del campo en un continente en el que se estima que 11 millones de jóvenes ingresarán al mercado laboral cada año durante la próxima década. La mayoría de ellos residentes en áreas rurales, donde la agricultura es la principal fuente de sustento y se acumula la pobreza. Josefa Sacko, comisaria para la Agricultura y la Economía Rural de la UA ha planteado ante los participantes: "Ser agricultor en África quiere decir ser pobre y esa historia es la que queremos cambiar en los próximos años", ha señalado la coorganizadora de este encuentro, que ha instado a mejorar la situación de pobreza e inseguridad alimentaria en el continente, reducir "la extrema dependencia de los alimentos importados" y mejorar servicios intraafricanos.

El evento ha contado con otros tres paneles de alto nivel como Retos y oportunidades para la inversión en la agricultura ha sido otro de los paneles celebrados durante el encuentro, donde el equipo concluyó que es necesario que los Gobiernos se comprometan en inversiones públicas de presupuestos que alcancen el 10% de los presupuestos nacionales para que de ejemplo a las inversiones privadas a seguir el paso. "Abundan las oportunidades aunque presenta riesgos por su baja rentabilidad, tanto en el ámbito público como privado", expuso Tshibangu Kalala, ministro de Agricultura de República Democrática del Congo ante el aforo, quien señaló también como prioritario que los estados africanos alcancen buena gobernanza y estabilidad política además de poner sistemas de evaluación, y que haya competencia leal en el mercado. "Es preciso que los estados africanos puedan trabajar para desarrollar mercados intraafricanos; necesitamos poder crear partenariados en los que todos ganen en la cadena de valor", señaló Kalala.

Investigación e Innovación para el cambio climático y Patrones sanitarios y fitosanitarios e inocuidad alimentaria han sido los otros dos paneles sobre los que se ha trabajado en conjunto, donde se han planteado también cuestiones de transición agroecológica, dignidad para los trabajadores del campo, apoyos a los jóvenes, a los jóvenes a la investigación, liderazgo político y mejoras en las cadenas de valor, entre otras cuestiones necesarias también para enfrentarse a las 257 millones de personas con hambre en el continente. El comisario europeo para la Agricultura y Desarrollo Rural, también coordinador del evento, ha señalado por su parte la importancia de seguir colaborando en la senda del trabajo ya realizado, en referencia al grupo Task Force Rural Africa (TFRA) creado en mayo de 2018 para crear unidos empleos en el sector y al informe realizado por el equipo en el que se destaca la un acercamiento territorial a la creación de trabajos, una gestión sostenible de la tierra y los recursos naturales, una transformación sostenible de la agricultura y el desarrollo de la industria y los mercados.

Puedes seguir a PLANETA FUTURO en Twitter y Facebook e Instagram, y suscribirte aquí a nuestra newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información