Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Necesitamos menos toreros y más científicos en el Congreso”

Los principales partidos se unen para prometer la mayor inversión en ciencia de la historia reciente

Una investigadora del Instituto Español de Oceanografía durante una campaña de investigación, en una foto de archivo.
Una investigadora del Instituto Español de Oceanografía durante una campaña de investigación, en una foto de archivo.

Los principales partidos políticos se han comprometido hoy a que España alcance la media europea en investigación, innovación y desarrollo (I+D+i), un campo en el que nuestro país ha retrocedido a niveles de hace una década, justo lo contrario que las principales economías de la UE.

En un extraño ambiente de consenso, PP, PSOE, Ciudadanos, Podemos y representantes de los partidos nacionalistas catalanes han expresado su compromiso de que España invierta el 2% del Producto Interior Bruto (PIB) en I+D+i, la media de la UE. La apuesta es poco factible en el plazo de una legislatura si se mira la evolución del país en este campo. Desde la llegada de la democracia, España nunca ha alcanzado ni de lejos un nivel cercano al 2% —en su punto álgido, 2010, suponía el 1,4% del PIB, conseguido solo tras una década continuada de lento crecimiento— y en la actualidad ha caído hasta el 1,2%.

“Debemos alcanzar e incluso superar ese 2%, esta no es una política para hacer titulares, sino un eje transversal de cualquier Gobierno”, ha asegurado Alberto Casero, responsable de Medio Ambiente del PP y alcalde de Trujillo (Cáceres), durante un debate electoral sobre ciencia organizado por la Confederación de Sociedades Científicas de España (Cosce) celebrado en Madrid. “En España sufrimos un persistente desinterés en hacer políticas científicas duraderas”, ha señalado Nazario Martín, presidente en funciones de la Cosce. “Necesitamos un drástico cambio de rumbo”, ha asegurado. Hace tres días, 27 directores de centros de investigación punteros alertaron en una carta abierta publicada en EL PAÍS de que el sistema de I+D+i público está al borde del colapso por la continua falta de financiación y un retraso de meses en la concesión de fondos a 6.600 grupos de investigación, un tercio de todos los que hay en España.

PP, PSOE, Ciudadanos, Podemos y los nacionalistas catalanes han expresado su compromiso de que España invierta el 2% del PIB en I+D+i

“Nuestro compromiso es alcanzar el 2% antes del final de la próxima legislatura y llegar al 3% en 2030”, ha señalado Gemma Heras-Juaristi, de Podemos. La estrategia de este partido pasa por doblar la inversión privada usando incentivos fiscales, subvenciones y otras medidas además de aumentar las partidas públicas. Tanto PSOE como Ciudadanos están de acuerdo en llegar al 2%, aunque no le ponen fecha. Irene Rivera, diputada de Ciudadanos, sí ha prometido que su partido “gastará el 100% del dinero asignado a ciencia”, algo que supondría un cambio radical respecto a años anteriores, cuando se deja sin gastar hasta el 70% del presupuesto de I+D+i. Rivera también aseguró que si gobierna su partido hará algo que no han conseguido ni los gobiernos del PP ni los del PSOE: publicar las convocatorias y resoluciones de programas de investigación “en fechas fijas”, tal y como los científicos vienen exigiendo.

Estos partidos también prometieron un pacto de Estado que solucione otros problemas endémicos de la ciencia española, como dotar a la investigación de un marco legal propio que facilite su gestión y dar estabilidad y estrategia al sistema de I+D+i al margen del ciclo político. “Si nadie tira del carro esta iniciativa no saldrá, así que nosotros nos comprometemos a liderar ese pacto de Estado”, ha asegurado Juan José Moreno, del PSOE. Este es también uno de los temas clásicos de los debates políticos sobre ciencia desde hace décadas, aunque nunca se ha conseguido un consenso duradero entre todas las formaciones políticas.

En primera fila, Nazario Martín, presidente en funciones de la Cosce, junto a su sucesora, Perla Wahnón, y el resto de participantes en el debate.
En primera fila, Nazario Martín, presidente en funciones de la Cosce, junto a su sucesora, Perla Wahnón, y el resto de participantes en el debate.

“Necesitamos menos toreros y más científicos en el Congreso”, ha dicho Joan Olóriz, de ERC, que también es presidente de la Comisión de Ciencia, Innovación y Universidades de la cámara baja. “Yo les digo a los científicos que se metan en política, me siento muy sola en el Congreso”, ha señalado por su parte Rivera, licenciada en ciencias físicas y funcionaria del cuerpo superior de sistemas y tecnologías de la información, quien además aseguró que su partido creará la figura de asesor científico del Gobierno, tal y como exige la Cosce.

Más incierto es el futuro del Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades, que dirige el astronauta Pedro Duque, y cuya supervivencia solo parece segura si el PSOE gana las elecciones, pues es el único partido que se ha comprometido a mantenerlo más allá del 28 de abril.

La gran incógnita del debate ha sido Vox, que no ha sido invitado, pues solo se tenían en cuenta partidos con representación parlamentaria, según los organizadores. Entre las 100 medidas de su programa electoral, solo una menciona estos temas de forma genérica: “Apoyo a la I+D+i y a la expansión internacional de las empresas españolas”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información