Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El tamaño de los pechos es una barrera al ejercicio físico para las mujeres (pero es fácil de superar)

Un estudio apunta a que el tamaño de los pechos puede determinar el tipo de ejercicio y la cantidad de actividad física que hacen las mujeres

La Organización Mundial de la Salud recomienda hacer un mínimo de 150 minutos semanales de actividad física aeróbica de intensidad moderada, o 75 de ejercicio vigoroso. No siempre es fácil alcanzar el requisito, y las mujeres tienen una curiosa barrera, según concluye un reciente estudio de la Universidad de Wollongong, en Australia. Los científicos han concluido que el tamaño de los pechos es un factor que influye directamente en cuánto ejercicio físico hacen.

No es la primera vez que se investiga la relación entre la anatomía y el ejercicio que hacemos. Por ejemplo, trabajos anteriores han determinado que a algunos hombres se les entumece el pene al montar en bicicleta y, según apuntan los expertos, podría ser debido al tamaño de sus miembros. En esta ocasión le ha tocado a ellas.

Los investigadores de la Universidad de Wollongong contaron con 355 mujeres de entre 18 y 75 años con cuerpos considerados desde sanos hasta obesos. A todas ellas se les pidió que contestaran a distintos cuestionarios sobre la actividad física que habían realizado a lo largo de la última semana: de qué tipo había sido, cuánto tiempo le habían dedicado y cómo se habían sentido. También se les pidió que dijesen si consideraban que el tamaño de sus senos les afectaba a la hora de hacer ejercicio. Por último, los científicos utilizaron un escáner 3D para tomar medidas precisas del tamaño de los pechos y categorizarlos en pequeños, medianos, grandes o muy grandes.

Al comparar los resultados de las encuestas con las medidas tomadas, los científicos descubrieron una relación entre el tamaño y la cantidad de ejercicio: cuanto más grandes eran los senos, menos actividad física. De hecho, las mujeres con mayor talla aseguraron que sus senos les suponían una dificultad para realizar ejercicio e, incluso, que podían ser determinantes a la hora de decidir si hacerlo o no. Los resultados fueron los mismos dentro de las distintas edades y formas de cuerpo.

Para solucionar el problema, los expertos que realizaron el estudio animan a las mujeres a buscar sujetadores deportivos de calidad. Es algo necesario ya que, como explicó a BUENAVIDA José María Rojo, autor del libro Medicina del deporte, editado por la Universidad de Sevilla, no usar una sujeción adecuada puede causar flacidez prematura: "La mayor parte de los sujetadores normales no evitan que se estire el ligamento de Cooper [el conjunto de tejidos que da soporte a las mamas]".

Puedes seguir Buenavida en Facebook, Twitter, Instagram o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información