Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Por qué los erizos de mar triunfan en Instagram bajo la etiqueta 'urchin'

Los ingleses acaban de descubrir esta delicia marina, el fuagrás del océano (palabra de un crítico de 'The Guardian')

No tiene el alcance de "Brexit", pero casi… Pocas palabras más desbancan a las sonoras letras que conforman urchin, un término que ha estado muy presente en el discurso de los británicos durante los últimos meses. Y es que los londinenses acaban de descubrir el erizo de mar, el manjar al que se refiere. O el uni, como lo llaman los japoneses. Ahora que entiendes la invasión del anglicismo en tu Instagram (donde hay más de 91.000 búsquedas bajo este hashtag), pasemos a lo que importa: no existe ningún producto que sepa tanto a mar, o eso es lo que dicen los cocineros cuando uno les saca el tema de estos equinodermos. Especialmente, si se come crudo, apuntan. ¿Y cómo se hace para no pincharse? "Hay que abrir con tijeras y guantes, cortando la zona blanda que hay alrededor del aparato bucal. Y el aparato digestivo se descarta", ilustra Raquel Bernácer, fundadora de la web Alimentarte.

Del erizo de mar nos tragamos (ejem), sus genitales, las gónadas anaranjadas que se alojan en su interior. Cinco, para más señas. "Cuanto mayor sea su tamaño e intenso su color, más ricas estarán", cuenta el chef Álvaro Garrido, del restaurante Mina, en Bilbao, una estrella Michelin, quien asegura que la cara de sus clientes cuando los prueban por primera vez es puro espectáculo: "Quedan sorprendidos por su intensidad. Lo asocian al yodo por el fuerte sabor de la sal marina, pero en realidad es marisco altamente concentrado, como un caldo potente de gamba roja". Y no solo hay que saber prepararlo sino también comerlo.

Los erizos no se comen siempre crudos. También se sirven cocidos, en salsas o revueltos con huevos. Desde el punto de vista nutricional, la dietista-nutricionista de la Academia Española de Nutrición y Dietética Raquel Bernácer da su bendición a este alimento: "Es de corte calórico bajo, con proteínas de buena calidad, grasas insaturadas y betacaroteno (precursor de vitamina A). En algunas especies, además, se han detectado dosis muy altas de omega 3 (su consumo se asocia a menos riesgo de enfermedad coronaria)". Y ya es temporada… 

Puedes seguir Buenavida en Facebook, Twitter, Instagram o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información