Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los nutricionistas se levantan contra la dieta de Christian Bale

De adelgazar 30 kilos a engordar 50 en solo unos meses: el actor hace con su cuerpo lo que Hollywood le pide, algo que alarma a los especialistas

"Muchos actores me piden que les aconseje sobre cómo cambiar de peso. Realmente no hay mucho secreto en ello. Uno come más o menos, según las necesidades de la película", explica Christian Bale. En la imagen, el actor en el estreno de 'El tren de las 3:10' en Los Ángeles, en 2007.
"Muchos actores me piden que les aconseje sobre cómo cambiar de peso. Realmente no hay mucho secreto en ello. Uno come más o menos, según las necesidades de la película", explica Christian Bale. En la imagen, el actor en el estreno de 'El tren de las 3:10' en Los Ángeles, en 2007. Getty

Una manzana, un café solo y una lata de atún eran los tres únicos alimentos que el actor Christian Bale (Haverfordwest, Reino Unido, 1974) probaba a lo largo del día. Así fue durante cuatro meses. Tiempo en el que, por exigencias del guion, perdió un total de 28 kilos. Adelgazó una media de siete kilos al mes. "Lo normal es perder entre dos y cuatro kilos al mes. Adelgazar siete en cuatro semanas es una temeridad porque puede provocar problemas de corazón y gastrointestinales", asegura a ICON el especialista en nutrición de Medicadiet Álvaro Sánchez. El actor bajó a los 50 kilos de peso y cayó en un evidente estado de desnutrición que le valió para interpretar a Trevor Reznik, un operario de fábrica que padece de insomnio severo en El maquinista (Brad Anderson, 2004).

Este no ha sido el único cambio radical que ha protagonizado Bale. Solo unos meses después de finalizar el rodaje de la película de Brad Anderson, Bale se hinchó a proteínas (carne magra, pescado, legumbres...) y engordó 50 kilos de puro músculo para meterse en el traje de Batman en Batman begins (Christopher Nolan, 2005). En esta ocasión el actor dobló el peso del que partía y llegó a los 100 kilos. Para lograrlo tiró de una dieta hipercalórica de 4.000 calorías diarias –lo normal para un hombre adulto es ingerir unas 2.500 calorías– que le permitió recuperar masa muscular rápidamente. "Pasar de las 250 calorías diarias que Bale consumía durante el rodaje de El maquinista a las 4.000 tiene muchos riesgos. El principal es que aumentan las posibilidades de sufrir accidentes cardiovasculares", afirma Álvaro Sánchez.

"Adelgazar siete kilos en cuatro semanas es una temeridad porque puede provocar problemas de corazón y gastrointestinales"

Álvaro Sánchez, nutricionista

Los seguidores de la filmografía del actor inglés sabrán que esta tampoco fue su última transformación. Otra película, The Fighter (David O. Russell, 2012), le llevó a reincidir. Esta vez perdió 44 kilos para interpretar a Dicky Eklund, un exboxeador conflictivo y con querencia por las sustancias ilegales. Unos meses después, Bale volvió a darle a Hollywood lo que espera de él. Otro impactante cambio de peso. Pasó de 66 kilos a pesar 110 kilos. 54 kilos extra que le sirvieron para hacerse con uno de los papeles principales de otra película de David O. Russell: La gran estafa americana (2014).

¿Cuál es el truco del Christian Bale para llevar a cabo estas pérdidas y aumentos de peso en tiempo récord? "Muchos actores me piden que les aconseje sobre cómo cambiar de peso. La verdad es que no puedo ayudarles ya que no sé si lo que yo hago sirve para todos los demás. Realmente no hay mucho secreto en ello. Uno come más o menos, según las necesidades de la película", declaraba el actor.

¿Existe alguna forma de llevar a cabo transformaciones como las de Christian Bale de un modo que no ponga en riesgo la salud? El nutricionista Álvaro Sánchez lo tiene claro: es muy difícil llevar a cabo estas fluctuaciones de peso de una forma saludable. "Por mi consulta han pasado actores bajos de peso pidiéndome que les preparara un plan para adelgazar varios kilos más porque se lo exigían en determinada película. Y me he negado. Para mí la salud está por delante de cualquier criterio estético", afirma a ICON Sánchez.

Un ejemplo cercano. El actor Mario Casas (A Coruña, 1986), dueño de uno de los físicos más envidiados y deseados de España, engordó 10 kilos comiendo Donetes y Filipinos blancos sin medida. Casas, que se encontraba inmerso en el rodaje de Bajo la piel de lobo, ópera prima del realizador y guionista Samu Fuentes, recuerda que fueron días felices. "Engordar fue una maravilla. Es lo mejor que te puede pasar, porque al final es comer, beber y no hacer deporte", confesó el actor en El Hormiguero.

Sin embargo, esta buena época terminó pronto y empezó un calvario. Tras el rodaje de la cinta de Fuentes se embarcó en la grabación de El fotógrafo de Mauthausen, película donde interpreta a Francisco Boix, fotógrafo que retrató la Guerra Civil española y fue testigo de los horrores de los campos de exterminio nazis. Esta vez tuvo que deshacerse de 22 kilos en solo cuatro meses: los 10 que había ganado para Bajo la piel del lobo y 12 que perdió para interpretar su personaje de El fotógrafo de Mauthausen. "Supuso pasar muchísima hambre, no comer casi y verte en el espejo tísico. Ahí sí que las mujeres nada, ahí las espantaba", bromeó en el programa de televisión.

De izquierda a derecha, los cambios de peso según los redajes de Christian Bale: 'El maquinista', 'Batman Begins', 'The fighter' y 'La gran estafa americana'.
De izquierda a derecha, los cambios de peso según los redajes de Christian Bale: 'El maquinista', 'Batman Begins', 'The fighter' y 'La gran estafa americana'.

Cuando Casas bajó de los 70 kilos, la nutricionista que le estaba ayudando a perder peso se plantó.  "Mi doctora me dijo que parara, que ya no podía seguir bajando. Pero decidí seguir", aclaró el actor en Hoy por hoy. También reconoció que entró en un bucle peligroso que pudo acarrearle serios problemas psicológicos. "Llega un momento en que te miras al espejo y te ves igual que hace dos meses, cuando pesabas 8 kilos más. Ahí es cuando decidí que no podía seguir perdiendo peso", añadió.

Judit López explica que las dietas severas pueden generar trastornos psicológicos graves. La ansiedad y la obsesión por la comida y el peso es uno de los más comunes, pero no el único. "Se produce una pérdida de la concentración y el ánimo se vuelve irascible y depresivo", señala. Además, la nutricionista confirma a ICON la incompatibilidad de seguir una dieta milagro –aquellas que prometen, se cumpla o no, una pérdida de peso drástica en un corto periodo de tiempo– con mantener una vida social saludable.

"Las personas que se someten a dietas hiperrestrictivas tienden a volverse obsesivas y monotemáticas. Esto dificulta las relaciones sociales y hace que se vuelvan más introvertidas", afirma la especialista. Opinión que comparte el actor. "Ver a la gente comer es lo más difícil de todo. Ver a tus amigos que salen a comer y tú no puedes…La sociedad te excluye. Me encerré en casa, en mi mundo. No podía salir, ni tomarme una copa", explicó Casas a Toni Garrido en el programa de radio Hoy por hoy (la SER).

La nutricionista Tracy Lockwood, especialista que lleva los planes de nutrición de muchas estrellas de Hollywood, confesó a HuffPost que la clave para transformar el cuerpo de una forma saludable está en hacerlo mediante la ingesta de alimentos de calidad. "Aquellos que consumen alimentos poco saludables para engordar están haciendo todo mal. Cuando mis clientes famosos quieren ganar peso rápidamente para conseguir un papel, les preparo un plan de nutrición que incrementa su ingesta calórica sin causar una perturbación metabólica", aseguró Lockwood a la publicación americana. Lo que la nutricionista aconseja en estos casos es que se hagan tres comidas contundentes para el desayuno, el almuerzo y la cena. "Se trata de doblar la cantidad de proteínas (pollo, legumbres o salmón) y de tomar tres porciones diarias de cereales integrales y carbohidratos complejos, como la quinoa. También les recomiendo tomar alimentos con grasas saludables como el aguacate, la mantequilla de almendra y las avellanas", apunta la nutricionista.

El actor caracterizado de Dick Cheney en una escena de 'Vice'.
El actor caracterizado de Dick Cheney en una escena de 'Vice'.

Al evaluar dietas como las que ha seguido Christian Bale, que aseguró que para engordar lo único que hacía era hincharse a pasteles, Lockwood explica que, aunque esto puede funcionar para coger peso, es muy dañino para la salud. "La ingesta de alimentos cargados de calorías, grasas y aceites grasos no solo es peligrosa para su salud a corto plazo, sino que también puede causar estragos en su salud cardiovascular, colesterol y presión arterial en el futuro", señala la nutricionista de las estrellas.

A continuación, el nutricionista Álvaro Sánchez y la especialista en nutrición deportiva Paula Labeira proponen una serie de pautas para llevar a cabo un cambio de peso drástico minimizando los riesgos cardiovasculares y la posibilidad de sufrir alteraciones renales o debilidad muscular:

1. El incremento de las calorías (en el caso de que haya que aumentar de peso) o el descenso de las calorías ingeridas (en el supuesto de que haya que adelgazar) debe ser progresivo. "Si lo que se busca es subir de peso, lo ideal es añadir entre 200 y 300 calorías a la semana. La proporción es la misma si lo que se quiere es perder peso.", explica Sánchez.

2. Los nutrientes que componen la dieta deben ser equilibrados. "Tener que engordar no significa que tengamos vía libre para ponernos hasta arriba de bollos y grasas saturadas. Hay que engordar a base de ingerir proteínas e hidratos", señala el nutricionista.

3. La fibra debe introducirse poco a poco en la dieta para que el cuerpo la asimile adecuadamente.

4. Debe realizarse una analítica mensual completa y llevar un riguroso seguimiento médico.

A pesar de la facilidad que tiene para modelar su cuerpo a su antojo, Christian Bale, cansado de cambiar de peso en cada rodaje, se prometió no volver a aceptar trabajos que le exigieran ganar o perder kilos drásticamente. Sin embargo, una vez más, otra oferta irrechazable le ha llevado a engordar 18 kilos y a raparse la cabeza e incluso las cejas. Esta oferta irresistible es Vice, película de Adam McKay donde da vida a Dick Cheney, vicepresidente de Estados Unidos durante el mandato de George W. Bush. El filme está en fase de rodaje y se estrenará en España a finales de 2018.

Para los especialistas en nutrición, un nuevo atentado a la salud de Christian Bale.

Puedes seguir ICON en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información