Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Diana de Gales, ¡qué año te has perdido!

Se cumplen 21 años de la muerte de la princesa. Los 365 días han estado repletos de noticias, desde la boda de Enrique de Inglaterra, al tercer hijo de los duques de Cambridge y la salud de la Reina y su esposo

Guillermo y Kate de Cambridge posan con su hijo Luis a la salida del hospital, el 23 de abril; derecha, la boda de Enrique y Meghan de Sussex en Windsor, el 19 de mayo. Atlas-Quality

Las fechas redondas siempre son las más impactantes porque dejan ver lo rápido que pasa el tiempo. De ahí que el verano pasado, en 2017, la figura de Diana de Gales fuera celebrada y recordada en medio mundo. Sin embargo, el 21º aniversario del fallecimiento de Lady Di - 31 de agosto de 1997- también es especial. Estos 12 meses han estado llenos de noticias en la  que fue su familia política, los Windsor. Sus hijos, sus nietos y hasta sus reales suegros han vivido momentos, agitados y llenos de acontecimientos. Esto es lo que se ha perdido Diana de Gales.

La importancia de llamarse Cambridge

Nada más acabar las conmemoraciones por las dos décadas sin Diana de Gales, el palacio de Kensington (la residencia oficial de los hijos de Carlos de Inglaterra) anunciaba que Kate de Cambridge estaba embarazada de su tercer hijo. Ninguno de los hijos de Isabel II había tenido más de dos descendientes, ni tampoco ninguno de sus nietos, de ahí que la sorpresa fuera grande.

De nuevo, la duquesa sufría de hiperémesis gravídica, lo que la obligó a pausar su agenda y lo que no le permitió asistir al primer día de clase de su primogénito. El príncipe Jorge empezó el colegio el 7 de septiembre y acudió a la escuela Thomas’ Battersea de la mano de su padre. No fue el único en arrancar su vida escolar: la (entonces todavía más pequeña de la familia) princesa Carlota arrancó empezó la guardería el 8 de enero de 2018.

Los duques de Cambridge y sus hijos en el bautizo del menor, Luis, el 9 de julio de 2018 en el palacio de Saint James, en Londres. ampliar foto
Los duques de Cambridge y sus hijos en el bautizo del menor, Luis, el 9 de julio de 2018 en el palacio de Saint James, en Londres. Getty

Antes de que llegaran los cumpleaños de los pequeños —Carlota hizo tres años el 2 de mayo y Jorge cinco el 22 de julio— llegó a la familia el tercer niño: el nacimiento de Luis Arturo Carlos de Cambridge se anunció el 23 de abril, curiosamente día de San Jorge. Su bautizo tuvo lugar en el Palacio de Saint James, en Londres, el 9 de julio. La familia crece para los Middleton, que recibirán este otoño a otro bebé en su hogar: el primer hijo de Pippa, la hermana de Catalina.

Una reina y un príncipe en retirada

Quienes se perdieron el bautizo (y no lo habían hecho antes con sus otros dos bisnietos) fueron la reina Isabel II y su marido, el duque de Edimburgo, que pese a estar retirado, a sus operaciones —el pasado abril de cadera— y a sus 96 años todavía aparece en las celebraciones familiares de más relevancia.

Su ausencia extrañó, sobre todo la de la soberana. Incluso preocupó: a primeros de julio, indispuesta, se perdió un servicio religioso. Pero hay un dato que todo lo explica:Isabel II tiene 92 años. Después de más de 22.000 actos oficiales (aunque siempre se puede innovar: este año ha acudido a su primer desfile de moda) ha llegado la hora de ir cediendo el relevo a sus herederos, y a los herederos de sus herederos. Sin embargo, estos meses también han tenido momentos dulces como la celebración de su 70º aniversario de boda junto a Felipe de Edimburgo en el castillo de Windsor en una ceremonia íntima.

El 20 de febrero de 2018, y acompañada de Anna Wintour, Isabel II acudió por primera vez a un desfile de moda. ampliar foto
El 20 de febrero de 2018, y acompañada de Anna Wintour, Isabel II acudió por primera vez a un desfile de moda. GTRESONLINE

El desembarco de los Sussex

Si este fue un año importante para alguien ha sido para Enrique, el hijo menor de Diana de Gales. El príncipe ha apostado fuerte y, al menos por el momento, ha ganado: se ha casado con una actriz estadounidense, divorciada, mestiza, comprometida con causas sociales y activa en las redes sociales. Meghan Markle ha sido, sin duda, la incorporación estrella a la casa real británica y, seguramente, por su perfil habría hecho buenas migas con su fallecida suegra.

Curiosamente, Meghan Markle también se ha convertido en favorita de Isabel II. Si Kate Middleton tardó cinco años en tomar té con la reina, Markle ha tardado uno. Ha viajado junto a la soberana en solitario y nada menos que en el tren real. De hecho ya en diciembre, menos de un mes después de su compromiso, tuvo su primer encuentro navideño con los Windsor.

Enrique de Inglaterra y Meghan Markle en el día de su boda, el 19 de mayo de 2018 en el castillo de Windsor. ampliar foto
Enrique de Inglaterra y Meghan Markle en el día de su boda, el 19 de mayo de 2018 en el castillo de Windsor. GTRESONLINE

La boda de los duques de Sussex, el título que les concedió la reina, se celebró el 19 de mayo en Windsor y fue digna del mundo en el que se movió Diana. Su hijo quiso tenerla muy presente: invitados famosos, donaciones a ONG y gestos feministas por parte de la novia. Los Spencer, por supuesto, estuvieron invitados y se convirtieron en protagonistas del enlace. Eso sí: Mario Testino, el fotógrafo amigo de Diana, ya no fue el retratista oficial a causa de las acusaciones de abusos sexuales contra él por parte de varios modelos.

Lo que está por llegar

El final de 2018 y los arranques de 2019 se prevén también intensos para la familia real británica. Para empezar, el 12 de octubre Windsor volverá a engalanarse con la boda de Eugenia de York, la hija menor del príncipe Andrés y Sarah Ferguson, la querida amiga de Diana.

Cuando acaben las vacaciones en Balmoral estos próximos días, el príncipe Jorge empezará las clases, el 6 de septiembre. El resto de miembros irá incorporándose poco a poco a sus tareas oficiales. Pero los protagonistas este año seguirán siendo sin duda Enrique y Meghan. Este otoño harán su primera gran gira mundial, en la que visitarán Australia, Nueva Zelanda, Fiji y Tonga. Ellos, sus sonrisas, sus miradas, sus gestos y sus ropas (que pasarán incluso por una exposición en Windsor), seguirán bajo el foco. Y también la expectación por el momento en el que anuncien un cuarto nieto para Diana de Gales.

Más información