Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Enrique de Inglaterra rechaza la mano de Meghan Markle

El príncipe hizo un gesto que muchos han comparado con el de Melania Trump hacia el presidente Trump pero nada tiene que ver

Isabel II, con los duques de Sussex.

Por primera vez, el príncipe Enrique rechazó un gesto cariñoso de su esposa en público. Ocurrió mientras que la pareja asistía a la recepción de Jóvenes Líderes. Meghan Markle trató de agarrar la mano del duque de Sussex, quién inmediatamente lo evitó.

El príncipe al comprobar la intención de su esposa simuló arreglarse la manga de su traje para evitar el contacto con la ex actriz de 36 años, como se observa en un vídeo publicado en las redes sociales. Un gesto que recuerda el reflejo hostil de Melania Trump contra el presidente estadounidense Donald Trump pero que nada tiene que ver.

Las intenciones del príncipe no son las de la primera dama de Estados Unidos. El nieto de Isabel II, que presidía ese acto en palacio, lo que pretendía al evitar la mano de su esposa era no romper el protocolo. Y es que Meghan Markle todavía no está del todo familiarizada con las tradiciones de la familia real. Es normal que la ahora duquesa de Sussex vaya de la mano de su esposo en su vida cotidiana.

Meghan Markle, en una recepción en Buckingham Palace.
Meghan Markle, en una recepción en Buckingham Palace. Getty Images

La duquesa de Sussex también sufrió una avalancha de críticas el 27 de junio por un error de protocolo al cruzar sus piernas en presencia de la reina, una posición raramente adoptada por los miembros de la familia real.

Y es que cuando el pasado 19 de mayo Meghan Markle se convirtió en miembro de la familia real ya fue advertida de las cosas que a partir de ese momento no podía hacer. En su boda con el príncipe Enrique, la duquesa de Sussex hizo un guiño a la reina Isabel II y llevó su color de uñas favorito, el tono Ballet Slippers de la marca Essie. Un rosa empolvado muy delicado y clásico que casa muy bien con un vestido de novia como el suyo. Sin embargo, no será la última vez que la veamos llevando las uñas de ese tono o de uno similar, puesto que las mujeres de la realeza no llevan colores fuertes.

En su primera aparición pública tras su boda, el look de la duquesa de Sussex llamó la atención por sus medias, transparentes pero con un toque blanquecino que hacía que sus piernas parecieran incluso más claras que las de su casi suegra, Camila de Cornualles. Se debía a sus medias, puesto que las mujeres de la familia real no deben llevar las piernas al aire por protocolo, de ahí que siempre luzcan medias, aunque sean finas.

Ocurre igual con cruzar las piernas o llevar faldas cortas: está prohibido.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >