Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

¿Resaca? Por qué no debería sudar el alcohol en el gimnasio

Y si aún así se empeña en ponerse en marcha, elija una de estas actividades

Ha dormido poco, ayer se pasó con los combinados y le duele la cabeza. Nos sorprende que tenga fuerzas, pero quiere quemar las copas. ¿Debe?

Piénseselo dos veces. En no muchas ocasiones tendrá tan magnífica excusa para holgazanear. "Los músculos a los que obliga a trabajar y rendir no están en sus mejores condiciones de recuperación debido a la falta de reposo; el alcohol provoca una acidosis —acumulación de ácido— que, unida a la producción de ácido láctico [por el ejercicio] aumenta el riesgo de lesión deportiva", enumera Guillermo Rodríguez, médico deportivo en el instituto Avanfi.

Y el peligro cardiovascular también se incrementa, "porque la frecuencia cardiaca al inicio de la práctica es ya más elevada de lo normal por no haber descansado lo suficiente". Es decir, la resaca podría ser el menor de sus males.

Otro factor a tener en cuenta es la deshidratación: "El consumo de alcohol inhibe la hormona que controla la reabsorción de agua, algo que durante el deporte puede conducir a un agotamiento exagerado o a la aparición de calambres", continúa Rodríguez.

Si aún así ha decidido ponerse en marcha, hidrátese a conciencia, de modo que el ciclo beber-desbeber "ayude a que recuperemos el equilibrio de líquidos". Y, aunque estemos en verano, abríguese bien, aconseja: "El alcohol provoca una vasodilatación que conlleva una pérdida de temperatura corporal".

De entre todas las posibilidades deportivas, el entrenador personal Marcos Flórez, invita a elegir actividades "que solo provoquen un ligero sudor", como bicicleta o 'power walking' o marcha, es decir, caminar muy rápido.

Lea este tema en el próximo número de BuenaVida, gratis en su kiosko el sábado 11 con EL PAÍS. También le ayudamos a hacerse un experto en cerveza con las nociones básicas de la birrapedia, y en quesos; y resolvemos las eternas dudas del verano: ¿si me quemo me pongo moreno?

Puedes seguir Buenavida en Facebook, Twitter, Instagram o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información