EDUCACIÓN

Escuelas divididas en sectores y clases ‘online’ en el gimnasio: la vía navarra para la vuelta a las aulas en septiembre

La comunidad foral elabora el plan más detallado para el nuevo curso

Estudiantes en Pamplona (Navarra) durante las pruebas de la selectividad, este martes.
Estudiantes en Pamplona (Navarra) durante las pruebas de la selectividad, este martes.Cedida UPNA / EFE

Zonificar las escuelas para no tener que poner en cuarentena a todos los alumnos y los profesores en caso de que se detecte un infectado e internalizar en los propios institutos las clases a distancia con equipos informáticos del centro, bajo la vigilancia de los docentes de guardia, en caso de que no quepan todos en el aula manteniendo una distancia de 1,5 metros. El plan de organización del próximo curso diseñado por Navarra es considerado modélico por el Gobierno, y parte de sus ideas, contenidas en un documento de 60 páginas al que ha tenido acceso EL PAÍS, acabarán probablemente siendo utilizadas por otros territorios.

El protocolo estructura las medidas en cuatro niveles que se corresponden con otros tantos escenarios sanitarios. El primero equivale a la nueva normalidad y es el previsto inicialmente para el arranque del curso. El cuarto implicaría un nuevo cierre escolar.

Una doble muralla

Una de las grandes preocupaciones de las Administraciones educativas es cómo evitar cerrar todo el centro en caso de detectar un caso de coronavirus. El plan navarro establece en las escuelas una doble muralla para que eso no sea necesario y puedan hacerse aislamientos limitados. Además de los grupos de convivencia estables de hasta 25 alumnos, las llamadas burbujas, en las que los niños se relacionan dentro de su clase con normalidad a cambio de no mezclarse con otras clases a lo largo de la jornada lectiva, las escuelas también se dividirán en “sectores”.

Zonas compuestas por una serie de aulas, pasillos, baños y a ser posible una sección del patio que solo serán utilizados por una parte del alumnado (agrupados por ejemplo por cursos o niveles) y sus profesores. Los estudiantes no podrán salir de su sector. La permeabilidad de las zonas para los docentes dependerá del nivel sanitario vigente, pero el principio general es el de la mínima movilidad. “Los docentes que van de aula en aula, o del aula al despacho son los vectores que pueden dispersar el virus por todos los sectores, por lo que conviene evitar al máximo los desplazamientos por el centro”, señala el documento.

Clases a distancia dentro del instituto

En el instituto, los estudiantes guardarán dentro de clase, como norma general, una distancia de 1,5 metros. El límite de alumnos por aula dependerá de su tamaño, sin superar en ningún caso los 30 en ESO ni los 33 en Bachillerato. Si un centro no tiene suficiente espacio para que se cumpla la distancia social podrá elegir entre tres alternativas: que todos los alumnos usen mascarilla; establecer turnos de mañana y tarde, o que parte de los estudiantes sigan la clase a distancia, por streaming desde otros espacios del centro, como el gimnasio o la biblioteca, bajo la supervisión de los profesores de guardia. El instituto les proporcionará los ordenadores.

Escenarios adversos

Pasar al nivel dos de riesgo sanitario como consecuencia de la aparición de un brote de covid en la zona, cuya valoración corresponderá a las autoridades sanitarias, implicará la generalización de la jornada continua en todas las escuelas, con horarios de 9 a 14 horas. La supresión del comedor, con entrega de bonos de alimentación para los alumnos becados. Y el bloqueo de los sectores del centro. El nivel tres implicará, además, la reducción del número de alumnos por aula. En caso de que el colegio no disponga de bastante espacio para la adaptación, los alumnos de los últimos cursos darán clase en su instituto de referencia, para lo que se habilitará transporte escolar. En ESO y Bachillerato se impondrá la docencia mixta presencial y online.

Alumnos prioritarios

El plan aborda una de las cuestiones más criticadas por los expertos durante el cierre de los centros educativos: que no se haya priorizado la docencia presencial para los alumnos más vulnerables, salvo de forma muy tímida las últimas semanas en algunas comunidades. Los estudiantes con dificultades relevantes de aprendizaje, como los que integran el Programa de Mejora del Aprendizaje y el Rendimiento y el Programa de Currículo Adaptado continuarán yendo al instituto a diario aunque se declaren los niveles dos y tres de gravedad sanitaria en Navarra, según prevé el protocolo de organización del próximo curso.

Comunidad educativa

Navarra tiene a su favor recursos públicos abundantes, producto en parte de su régimen foral, y un número manejable de alumnos. El documento, que todavía es un borrador que debe ser aprobado por el Gobierno foral, ha incorporado aportaciones de la comunidad educativa.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

- Buscador: La nueva normalidad por municipios

- Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

- Guía de actuación ante la enfermedad

Más información

Lo más visto en...

Top 50