La Cepal reduce la previsión de crecimiento de América Latina al 1,8% este año

La guerra en Ucrania ha impulsado la inflación, la cual se estima que alcanzó el 7,5% a nivel regional en marzo, de acuerdo con la organización

Habitantes de Mangueira, una favela en Río de Janeiro, Brasil, el 2 de mayo de 2017.
Habitantes de Mangueira, una favela en Río de Janeiro, Brasil, el 2 de mayo de 2017.Mario Tama (Getty Images)

La invasión rusa a Ucrania está limitando el crecimiento económico a nivel mundial y en América Latina, región cuyo pronóstico de crecimiento para este año pasó de 2,1% a 1,8%, de acuerdo con estimados de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe de las Nacionales Unidas (Cepal). El conflicto bélico “ha agudizado los problemas inflacionarios, aumentado la volatilidad y costos financieros”, asegura la Comisión, lo cual impacta negativamente en la economía.

Brasil crecerá 0,4%, mientras que México verá un incremento de 1,7%, ambos pronósticos menores a los anticipados por la organización a principios de año. Mientras tanto, se espera que el PIB de Argentina crezca 3%, el de Chile 1,5% y el de Colombia 4,8%. “También se espera que la dinámica del comercio mundial se vea negativamente afectada por el conflicto bélico, lo que provocaría una disminución de la demanda externa de América Latina y el Caribe”, dice el comunicado de la Cepal. La guerra en Ucrania provocó un aumento de precios de las materias primas, principalmente de los hidrocarburos, metales, alimentos, y fertilizantes, por lo que las presiones inflacionarias han aumentado. A marzo de 2022, se estima que la inflación regional fue de 7,5%.

“Este aumento de precios se suma a las alzas de costos observadas debido a disrupciones en las cadenas de suministros y a la exacerbación de las interrupciones del transporte marítimo. Estas alzas han redundado en un impulso de la inflación a nivel mundial, que en algunos países ha alcanzado máximos históricos en 2022. Ante la persistencia y aumento de la inflación se esperan mayores alzas en las tasas de interés de los países desarrollados”, aseguró la organización. A marzo de 2022, se estima que la inflación regional alcanzó 7,5%.

Encima de los factores geopolíticos, las condiciones financieras globales también ejercerán presión sobre los Gobiernos, ya que el banco central estadounidense, la Reserva Federal (Fed), ha iniciado un incremento de su tasa de interés referencia, la cual influye en los costos de financiamiento a nivel mundial. “El ajuste monetario de los países del norte ha acentuado el endurecimiento de las condiciones financieras globales que se venía observando en los últimos meses, provocando una mayor volatilidad en los mercados financieros, lo que, junto al aumento a la aversión global al riesgo como resultado del conflicto en Ucrania, ha perjudicado los flujos de capital hacia los mercados emergentes”, apuntó la Cepal.

En respuesta a la inflación y a las acciones de la Fed, bancos centrales en América Latina también han emprendido en un ciclo de alzas en sus tasas de interés, lo cual puede limitar el crecimiento del crédito y, por ende, a la actividad económica. “Estas tendencias podrían acentuarse en los próximos meses, en especial si persisten las presiones inflacionarias en las economías desarrolladas, y los bancos centrales de estas economías profundizan políticas monetarias contractivas, incluyendo alzas de las tasas de política monetaria y la reversión de los estímulos monetarios”, dijo la Cepal.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS América y reciba todas las claves informativas de la actualidad de la región.

Sobre la firma

Isabella Cota

Es corresponsal económica para América Latina. Como periodista de investigación trabajó con Quinto Elemento Lab, NHK, BusinessWeek y OpenDemocracy, entre otros. También fue staff de Bloomberg News y Reuters en Centroamérica y Reino Unido. Es licenciada en Comunicación y Máster en Periodismo de Negocios y Finanzas por City University London.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS