Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La industria láctea congela los precios a los ganaderos

El sector firma cerca de 15.000 contratos a 0,31 euros por litro de coste medio

 Sala de ordeño en una granja de Girona.
Sala de ordeño en una granja de Girona.

Hasta el pasado 30 de marzo los ganaderos de leche de vaca habían suscrito 14.620 contratos de para la venta de la producción. Ello supone que prácticamente la totalidad de las explotaciones disponen ya de un documento donde se recogen los nuevos precios, así como el volumen y otras condiciones de las entregas.

La tónica general ha sido la estabilidad en las cotizaciones. Las recientes normas dictadas por la Administración para reforzar el poder negociador del sector frente a las industrias no se han trasladado a los precios, según Rosario Arrendondo, presidenta de la interprofesional láctea de la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG).

De los 14.620 contratos, un total de 9.389 han sido suscritos con las industrias, el 77% con una duración de a partir de un año. Otros 5.231 contratos corresponden a acuerdos cooperativos y el 87% tiene una duración de un año más.

Los precios para la leche tienen importantes oscilaciones en los contratos, según las empresas. En la parte más alta se hallan los acuerdos suscritos por ganaderos en marco de sus cooperativas, con unos 0,33 euros por litro. El precio medio base, al que se deben sumar primas por volumen de entregas o calidades, se situaría en 0,31 euros por litro. Sin embargo, en las provincias de la Cornisa Cantábrica, oscilarían entre 0,29 y 0,30 euros.

Actualmente el precio medio final es de 0,33 euros, con muy ligeras subidas en los últimos meses. La media del año pasado fue de 0,32 euros, según los datos del Fondo Español de Garantía Agraria. La cifras récord se lograron entre 2013 y 2014, con 0,39 euros por litro, pero luego los precios cayeron a 0,28 euros en 2015. Desde entonces ha habido un discreto repunte.

De los 14.620 contratos firmados con las industrias, el 57% son por precio fijo, por lo que no dependen de ningún índice de referencia. El 22,9% contempla una parte fija y otra variable. Y otro 20% apostó por un precio variable.

Esta evolución choca con los precios medios existentes en el mercado comunitario, donde no bajan de una media de 0,35 o 0,36 euros, y donde la propia gran distribución se ha comprometido con las industrias (no como en España) a subir los precios de venta si ellas elevan los de compra a los ganaderos para asegurar la viabilidad de las explotaciones.

 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >