Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los ganaderos negocian subir del precio de la leche

La industria ha iniciado las negociaciones para la renovación del grueso de los 14.000 contratos de compraventa que hay suscritos en el sector

Sala de ordeño en una granja de Girona
Sala de ordeño en una granja de Girona

Ganaderos, productores de leche de vaca y las industrias han iniciado las negociaciones para la renovación del grueso de los 14.000 contratos de compraventa que hay suscritos en el sector. Inicialmente algunas de las industrias más importantes, como la multinacional francesa Lactalis (Puleva, Lauki, President) con una cuota de compras del 20%, pretendían un incremento de solo un céntimo en el precio, pasando a pagar de 0,28 a 0,29 euros litro en origen. Pero los productores confirman la posibilidad de que finalmente las alzas sean mayores por un cambio de actitud en las empresas que se produce por dos motivos. Primero, por las expectativas positivas de los mercados y segundo, por la llamada a la responsabilidad hecha la pasada semana a las industrias y a la distribución por el secretario general de Agricultura, Fernando Miranda, en el marco del seguimiento del acuerdo suscrito en 2015 para defender la sostenibilidad de toda la cadena de valor.

Según los datos oficiales, los precios medios de la leche en 2018 se situaron en 0,32 euros por litro en origen, lo que significó su práctica congelación. Sin embargo, esas cifras están muy lejos de los valores medios comunitarios, que ascienden a 0,37 euros, con 0,39 euros en Holanda o Alemania y los 0,38 en Francia. Desde el sector se reclamaba una subida más importante a la vista del comportamiento positivo de los mercados mundiales y ante el incremento de los costes de producción por la energía y los piensos.

Esta situación ha provocado, según Román Santalla, responsable ganadero de Unións Agrarias-Upa, la pérdida de rentabilidad y que una media de tres explotaciones al día hayan cerrado. Los jóvenes no toman el relevo de sus padres y el mínimo aumento de la producción desde la supresión de las cuotas, de 6,6 a 7 millones de toneladas, no cubre una demanda que se eleva a nueve millones.

En 2015 el sector llegó a un pacto para evitar que las caídas de precios por debajo del coste de producción hiriesen de muerte al sector. Con él, según Agricultura, se ha conseguido frenar la banalización del producto. Y frente a una estrategia masiva en la distribución de precios de oferta por debajo de los 0,40 euros, en la actualidad el 35% de las ventas se hallan entre los 0,55 y los 0,60 euros. Sin embargo, los precios en origen se mantienen en unos niveles que hacen difícil el sostenimiento de las explotaciones.

 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >