Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Guardia Civil desmantela una red de evasión fiscal y encuentra sacos de dinero escondidos en maletas y cajas

La organización importaba productos de China y los vendía sin pagar impuestos

En vídeo: Desmantelada una red dedicada al lavado de dinero (GUARDIA CIVIL) / Foto: Dos agentes de la Guardia Civil colocan sacos con billetes de 50 euros en un coche.

Fajos y fajos de billetes de 20, 50, 100 y 500 euros. En total, ocho millones de euros en metálico. Eso es lo que ha encontrado la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil (UCO) en la mayor aprehensión en territorio europeo en una operación de blanqueo de capitales en lo que va de 2018. En colaboración con la Agencia Tributaria y Europol, la UCO ha desmantelado una organización criminal que se dedicaba a importar productos desde China sin pagar los impuestos correspondientes a la distribución de estas mercancías en varios países de la Unión Europea (UE). El dinero estaba escondido en maletas, cajones, cajas de zapatos y envolturas de productos electrónicos. Al margen del dinero encontrado, los agentes creen que el grupo puede haber evadido más de 40 millones de euros.

Además del dinero en metálico, los agentes de seguridad han localizado transferencias bancarias, todas hacia destinos fuera de la UE, por más de 31 millones de euros. Durante la operación Alquimia se realizaron 23 registros domiciliarios en los cuales 13 personas han sido detenidas, no solo en España, sino también en Rumanía y Portugal. Los detenidos se enfrentan entre otros, a delitos de blanqueo de capitales, contra la Hacienda Pública, pertenencia a organización criminal y contra el Mercado y los Consumidores.

"Prácticamente nada de lo que comercian dentro de territorio nacional se queda en España, la gran mayoría lo evaden. Esto además provoca un menoscabo a la libre competencia que perjudica al sector", ha explicado el comandante Antonio Balas de la Guardia Civil. El grupo criminal distribuía la mercancía en varios países de la Unión Europea pero sin pagar los impuestos correspondientes a la importación y la distribución de las mercancías y lograban ofrecer sus productos a un precio menor que lo podían hacer otros profesionales del sector que sí pagaban los impuestos. Así, el 75% de los beneficios de las operaciones de la organización criminal, de procedencia asiática, eran transferidos a China y otros países de África y América Latina, pero en ningún caso revertía en territorios europeos. 

"Seguramente cuando analicemos toda la documentación de los registros la cantidad defraudada y evadida sea mucho mayor, aunque una gran parte, aunque se haya producido, no se va a poder evidenciar", ha adelantado Balas, que añade que tienen evidencias de un entramado "a través de muchos bancos en distintas partes del mundo" que habrían sido utilizados para poder blanquear todos los beneficios. Además, de momento calculan que la cuota defraudada en conceptos tributarios es un mínimo de seis millones de euros.

Dos agentes colocan las bolsas de billetes en un carro.
Dos agentes colocan las bolsas de billetes en un carro.

La organización comercializaba con falsificaciones de juguetes y calzado, productos principalmente del ámbito textil. También diversificaban todas las salidas de dinero en efectivo a través de trenes, aviones y camiones, "normalmente con ciudadanos asiáticos y de otros países de la UE para hacer opaco este método", según ha comentado el comandante Balas. 

Por su parte, Mari Ángeles Marín, subdirectora general de Inspección e Investigación de la Agencia Tributaria, ha explicado que los detenidos "usaban empresas pantalla" y defraudaban a través de los derechos de aduanas —al declarar un menor valor al introducir la mercancía — y el IVA. Para esta última "utilizaban formulas que existen y que son legales para atrasar y posponer pagar el impuesto", ha afirmado. Sin embargo, la mercancía entraba en la economía sumergida y se volvían opacos. "Se trata de productos que tienen una competitividad enorme respecto a los demás porque el coste fiscal es menor", ha asegurado Marín.

Borja Pastor, de Europol ha calificado la operación de “gran éxito” porque se han llevado a cabo acciones simultáneas en tres países. “Europol es consciente del gran impacto que tiene este tipo de acciones en la economía europea, por lo que son una de las prioridades a tener en cuenta y por ello tiene gran importancia la cooperación internacional”, ha comentado.

Bandas cada vez más violentas

El comandante Balas se ha mostrado preocupado porque asegura que en los últimos diez años el nivel de violencia “ha ido encontrando acomodo en estas organizaciones”. “Encontramos cuatro armas de fuego cortas en distintos registros, algo que hace unos años habría sido impensable”, ha afirmado.

Además, ha adelantado que en otras investigaciones similares han detectado que este tipo de criminales están diversificando la actividad delictiva “hacia otros campos como la trata de personas o el tráfico de drogas”. En el caso de esta operación, el comandante ha explicado que “hay ligeros indicios” de trata, y que continúan investigando.

Más información