Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bruselas da luz verde a la compra de SABMiller por AB InBev si vende parte de su negocio europeo

La cervecera belga ya había pactado la venta de varias marcas de SABMiller en el Viejo Continente a la japonesa Asahi

Vista de botellas de cerveza de AB InBev y de SABMiller.
Vista de botellas de cerveza de AB InBev y de SABMiller. EFE

La Comisión Europea ha dado luz verde este martes a la compra de la cervecera anglosudafricana SABMiller por parte de su competidora belga AB InBev, líder europea en el sector, con la condición de que venda prácticamente todo el negocio de la segunda en Europa. "Los europeos compran al año cerveza por unos 125.000 millones de euros, por lo que incluso un pequeño incremento en el precio podría dañar considerablemente a los consumidores", ha subrayado la comisaria europea de Competencia, Margrethe Vestager, en un comunicado. AB InBev cerró el año pasado la compra de su competidora por 71.000 millones de libras (99.400 millones de euros) para crear un gigante del sector.

El Ejecutivo comunitario subraya la importancia de que la operación "no reduzca la competencia en los mercados europeos de cerveza" ante el temor de que la transacción, tal y como estaba planteada en un principio, pudiera incrementar los precios de la cerveza en los Estados miembros en los que SABMiller tiene actividad (Italia, Holanda, Reino Unido, Rumanía y Hungría). La cervecera belga es propietaria de marcas como Corona, Stella Artois o Budweiser, mientras que la anglosudafricana cuenta en su cartera con Miller, Peroni, Pilsner Urquell o Grolsch.

En la nota hecha pública este martes Bruselas remarca que la fusión de ambas empresas creará un líder mundial que venderá "el doble de cerveza y ganará cuatro veces más" que Heineken —hoy la tercera mayor cervecera del mundo— y "venderá cinco veces más cerveza y ganará doce veces más" que Carlsberg, la cuarta. En Europa, donde Heineken y Carlsberg son líderes de mercado, la fusión aúna a la tercera y a la cuarta cervecera en términos de volumen.

En su investigación preliminar, el Ejecutivo comunitario indica que la fusión podía elevar los precios en los países mencionados y que la reducción de rivales podría aumentar la probabilidad de coordinación táctica de precios, de manera que el líder en el mercado toma la iniciativa y los eleva con la expectativa de que sus competidores le sigan.

Ante la preocupación de las altas instancias europeas, en abril AB InBev ofreció vender todo el negocio de SABMiller en Francia, Italia, Holanda y el Reino Unido, un paquete de acciones por el que la compañía ya ha aceptado una oferta de la japonesa Asahi. Además, la empresa belga puso sobre la mesa la posibilidad de deshacerse también de los negocios de SABMiller en la República Checa, Hungría, Polonia, Rumanía y Eslovaquia.

"En su conjunto, estos compromisos hacen frente a las preocupaciones de la CE sobre competencia", ha señalado el Ejecutivo comunitario en el comunicado. Bruselas precisa que su decisión de aprobar el acuerdo "está condicionada por el total cumplimiento de los compromisos" y puntualiza que, tras la transacción, "la intensidad de la competencia en los mercados europeos de cerveza permanecerá sin cambios".