Análisis:
Análisis
Exposición didáctica de ideas, conjeturas o hipótesis, a partir de unos hechos de actualidad comprobados —no necesariamente del día— que se reflejan en el propio texto. Excluye los juicios de valor y se aproxima más al género de opinión, pero se diferencia de él en que no juzga ni pronostica, sino que sólo formula hipótesis, ofrece explicaciones argumentadas y pone en relación datos dispersos

Los retos de los emprendedores

El emprendedor de Silicon Valley está, en general, mejor preparado que en España. La titulación académica en Estados Unidos es más adecuada al negocio y los propios profesores son los que, apoyando a los mejores de cada promoción, generan ideas y consiguen financiación casi sin salir de sus aulas. Además, su gran ventaja es la calidad de su comunicación y el respaldo de todo el entorno, volcado en promover nuevos modelos de negocio.

En los últimos tiempos, el emprendedor español está mejorando su nivel educativo y cada día es más frecuente encontrar gente preparada al frente de un nuevo proyecto. Es más, desde un punto de vista personal, creo que los emprendedores de todo el mundo se parecen más cada día. Un buen emprendedor tiene que tener ambición, estar dispuesto a trabajar día y noche por su idea y no aceptar un no por respuesta. En otras palabras, tienen que ser buenos defensores de sus ideas.

Más información
Esto no es Silicon Valley

Por el contrario, al emprendedor español le falta capacidad de comunicación y, por lo tanto, le cuesta explicar su negocio. Al contrario de lo que pasa en EE UU, en nuestras aulas no se aprende a comunicar.

Aunque el gran lastre del emprendedor español sigue siendo, en general, el mal nivel de inglés. A pesar de los efectos positivos que han tenido los programas europeos de intercambio como Erasmus, todavía más de un 50% de nuestros emprendedores se sienten incómodos hablando inglés que -en un entorno de Internet- es crucial para seguir a los líderes, valorar alternativas y cruzar fronteras abriendo nuevos mercados.

La gran ventaja de Silicon Valley es el entorno creado por universidades de prestigio, Business Angels y Venture Capital que, además, están arropados por algunas de las mayores empresas de tecnología a nivel mundial. Estas son, con frecuencia, posibilidades de salida a inversiones de emprendedores y una alternativa al Nasdaq, otro de los grandes alicientes para inversores del que carecemos en España.

Nuestro país lleva varios años de retraso en la generación de un entorno inversor que apoye la creación de nuevas empresas del siglo XXI. Aun así, la globalización ha permitido que nuestros emprendedores tengan la ventaja de poder copiar rápidamente modelos de éxito en EE UU, y adaptarlos a las necesidades de España.

No hay que olvidar la colaboración de las Administraciones públicas generando un ecosistema para que las empresas puedan multiplicarse como en Silicon Valley.

Rodolfo Carpintier es presidente de la incubadora de proyectos digitales DaD

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS