La mayoría del Senado condena el 'burka' pero evita prohibirlo

El PP obliga a votar hoy el veto al velo integral pero se queda solo ante el resto

Por primera vez, obligado por el PP, el Parlamento abordará hoy por la mañana el debate sobre el velo integral que visten algunas mujeres musulmanas. El PP quiere que se prohíba en toda España. Todos los demás grupos del Senado, donde presentó esta propuesta, opinan que con las leyes actuales ya se puede combatir cualquier problema de seguridad o de discriminación provocado por el burka y proponen incidir en la educación para prevenir el fenómeno. Los dos bloques están de acuerdo en rechazar el burka, pero anoche las posibilidades de acuerdo entre ambos eran escasas, con acusaciones cruzadas de falta de voluntad para el consenso.

"Una democracia exige la lucha contra toda clase de violencia de género o de prácticas que atenten contra la dignidad de la mujer o que signifiquen alguna clase de discriminación", dice la moción presentada por el PP y que hoy defenderá su presidenta en Cataluña y senadora, Alicia Sánchez-Camacho.

La moción con más apoyo sugiere que ya hay armas legales contra estas prendas

Más información

"Desde nuestro profundo rechazo a cualquier uso, costumbre o práctica discriminatoria y limitadora de la libertad de las mujeres, como el burka o el niqab...", arranca la propuesta alternativa a la moción del PP, que ha elaborado el PSOE y ha presentado con la firma de todos los demás grupos del Senado.

La diferencia está en la expresión de este rechazo. El PP propone al Gobierno que legisle para "prohibir el uso en espacios o acontecimientos públicos (...) de vestimentas o accesorios que provoquen que el rostro quede completamente cubierto". La respuesta de todos los demás grupos viene a explicar que, cualquier problema que ocasione el burka, ya sea de seguridad, de dignidad de la persona o de discriminación de la mujer, ya está resuelta en el Código Penal, la Ley de Seguridad Ciudadana, la Ley de Igualdad y la Ley de Violencia de Género. Es decir, que ya está prohibido entrar con el rostro tapado en un edificio público, con un burka o con un pasamontañas.

Así que, como alternativa, propone colaborar con las comunidades autónomas en materia de integración social; fomentar el respeto a la dignidad personal y la igualdad e "impulsar acciones de sensibilización y formación". Por último, pide que se utilicen las leyes vigentes, que ya "recogen los instrumentos necesarios para dar una respuesta adecuada al uso del velo integral, en orden a garantizar la igualdad, la libertad y la seguridad". Junto a todo esto, el PSOE ha insistido especialmente en el argumento de que es, si el burka es un problema, es minúsculo.

El PP, por ser el autor de la iniciativa, debe decidir antes de la votación de hoy si acepta o no esta enmienda, o si se sienta a negociar una tercera versión. Si opta por lo primero, se votará su texto y se rechazará, previsiblemente, en una votación en la que se quedará solo. Si hay una versión alternativa, saldrá por unanimidad de la Cámara alta en la primera ocasión en que esto se plantea.

La propuesta del PP surge al hilo de las distintas iniciativas en Ayuntamientos de Lleida que han puesto de acuerdo a todos los partidos catalanes (todos con representación también en el Senado) a nivel municipal para prohibir el uso del burka. A pesar de que la mayoría de españoles sólo han visto un burka en la televisión, en algunos pueblos de la comarca de El Vendrell se puede encontrar mujeres completamente cubiertas en la calle con cierta facilidad. Pero elevar eso a todo el Estado es otra historia, como demostraron las manifestaciones de rechazo al PP por demagógico y electoralista. En el fondo, todo el debate está contaminado por la atmósfera preelectoral de Cataluña.

L'Hospitalet de Llobregat, la segunda ciudad más poblada de Cataluña, aprobó ayer la prohibición del burka y el niqab en sus edificios y equipamientos municipales. La moción, que había sido propuesta por el PP, salió adelante con los votos a favor de PSC (con mayoría absoluta en el consistorio) y CiU. Los ecosocialistas de ICV votaron en contra, informa Sira Oliver.

La alcaldesa de la ciudad, Núria Marín, aseguró que el velo integral "atenta contra la libertad de la mujer y la hace invisible", y añadió que la seguridad justifica la prohibición del burka. "Ninguna persona que no se pueda identificar no podría entrar en dependencias municipales, igual que no permitimos que entren con pasamontañas". Marín aclaró que el PSC de L'Hospitalet está en contra de instar al Parlamento catalán a extender la prohibición. "El debate es mediático y no está en la calle. A los ciudadanos de L'Hospitalet les preocupan otros temas antes que este".

Una mujer con <i>niqab</i> en un congreso nacioanl de la Unión de Comunidades Islámicas de España celebrado en Valencia.
Una mujer con <i>niqab</i> en un congreso nacioanl de la Unión de Comunidades Islámicas de España celebrado en Valencia.CARLES FRANCESC

Stop al 'burka'

Los municipios catalanes han liderado el veto al burka en edificios públicos:

- Lleida. La primera en aprobar una moción con votos de CiU, PSC y PP.

- El Vendrell (Tarragona). PSC, PP, ERC y la xenófoba Plataforma per Catalunya.

- Tarragona. El PP inició el veto, apoyado por CiU y PSC.

- Barcelona. Prohíbe el velo integral por decreto.

- Manresa. PSC, CiU, ERC, PP y Plataforma.

- L"Hospitalet. Votado ayer por PP, PSC y CiU.

- Coín (Málaga). Primer municipio andaluz que busca la regulación.

- Reus lo aprobará por decreto; en Girona, fracasó la moción, y en Terrasa quieren una norma estatal. Tàrrega, Cervera, Vic y Cunit aún no han votado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 23 de junio de 2010.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50