Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
El fin de la recesión

La luz al final de la recesión en Cataluña

Exportaciones y ayudas al consumo acaban con 21 meses de desplome de la economía catalana - El PIB se estabilizó en el primer trimestre

Tras 21 meses en el pozo, Cataluña abandonó ayer la pertinaz recesión. Ni que sea desde el punto de vista técnico y oficial. Sostenida por una mejora de la industria, cuya producción ha aumentado gracias a las exportaciones y a los planes públicos de fomento del consumo, la economía catalana ha frenado su sangría por primera vez desde el segundo trimestre de 2008. El producto interior bruto (PIB) no avanzó ni retrocedió durante los tres primeros meses del año, según el Departamento de Economía y Finanzas.

El dato, aunque positivo, fue recibido con cautela. Incluso el presidente de la Generalitat, José Montilla, afirmó que "todavía hay muchas incógnitas e interrogantes". Y es que el crecimiento cero se refiere al estancamiento que hubo de un trimestre a otro. En términos anuales -en comparación con el periodo de enero a marzo de 2008-, el PIB catalán sigue siendo negativo, con una caída del 1,5%. El contexto internacional dista de ser sólido. Prueba de ello es que ayer las principales bolsas mundiales se tiñeron de rojo.

Los expertos muestran cautela ante la evolución de los indicadores

Financial Times' define Cataluña como "una joya" con "imperfecciones"

En cualquier caso, los datos que ahora manejan la Administración, las patronales y los servicios de estudios de las entidades financieras son mucho más alentadores que los de hace un año. La industria catalana consiguió durante estos primeros meses del año consolidar la senda de la recuperación que empezó a asomar el año pasado y el sector logró cambiar de signo algunos de sus números rojos.

Las exportaciones crecieron en febrero el 13,8%, frente a la bajada del 30,2% de un año atrás, y la producción subió el 8,6% en marzo, frente al descenso del 24,3% de 2009. Ello se refleja en el clima industrial, que mide la evolución y las expectativas del sector. Este indicador sigue bajo cero, pero ha remontado de -46,5 puntos en febrero de 2009 a -17,9 puntos este año. Y sobre todo se ha trasladado al comportamiento del conjunto de la industria catalana, que pasó de experimentar caídas superiores al 15% a bajar un 1,7%.

Los analistas consultados convienen en que el dato era esperable, puesto que la economía catalana tiene un elevado grado de apertura a los mercados internacionales, del 70%. Lo tiene para lo malo, puesto que la economía catalana se contrajo el año pasado el 4,1%, frente al 3,6% del conjunto de España, pero también para lo bueno. "Cataluña ha vivido con más intensidad que otras comunidades la recesión porque, además de vivir la crisis local de la construcción, ha sufrido más el retroceso global", explica el jefe del Servicio de Estudios de Caixa Catalunya, Xavier Segura.

La progresiva recuperación de la economía real de los países de la Unión Europea está dando alas a las exportaciones catalanas, que se están beneficiando de la bajada del la moneda de la UE frente al dólar para sus clientes de fuera de la zona euro.

Sin embargo, la industria, en especial la del automóvil, se ha ido recuperando también por los planes de estímulo al consumo. Y de hecho, la duda de los expertos a los que ha consultado este diario es precisamente qué ocurrirá con la subida del impuesto sobre el valor añadido (IVA) de julio y la retirada progresiva de los incentivos.A pesar de que el presidente del Ejecutivo catalán, José Montilla, celebró ayer la salida de la recesión, también pidió prudencia. "Queda mucho trabajo por hacer", advirtió. Y es que los expertos esperan que a este crecimiento intertrimestral del 0% le siga ahora una etapa de estancamiento, por lo que Cataluña podría cerrar el año en números rojos en comparación con 2009, aunque mucho menos abultados que los que ha venido registrando hasta ahora.

"El dato nos dice que la economía ya ha tocado fondo, que la caída ha parado, pero es probable que, a partir de ahora, crezcamos algo por encima del 0%, sin grandes alegrías porque aún tenemos un mercado inmobiliario muy tocado y un sistema financiero del que el crédito no sale con fluidez", asegura el catedrático de Economía de IESE Antonio Argandoña. En efecto, la recesión del sector de la construcción se agravó con una bajada del 8,4%, aunque las transacciones de vivienda y los ingresos por transmisiones patrimoniales de la Generalitat crecieron.

De momento, Cataluña ha dado un primer paso. "Primero, la inversión y las exportaciones; después, la ocupación y, por último, el consumo". Es el engranaje de la recuperación que recuerda el jefe de Estudios Económicos de la Cámara de Comercio de Barcelona, Joan Ramon Rovira.

No obstante, Rovira recuerda también que una recuperación sólida requeriría un sistema financiero normalizado que conceda créditos con fluidez y que permitan dar apoyo a la recuperación de la inversión y las exportaciones. Y ahí está una de las claves que apuntan los analistas para dar el salto a crecimientos superiores al 2%, que son los que permiten crear empleo: acometer reformas estructurales que dependen del Gobierno central. "El dato es bueno, pero hablaremos de recuperación cuando se realicen las reformas estructurales urgentes: la del mercado laboral, el sector público y el mercado financiero", señala el profesor de Economía de ESADE Josep Comajuncosa. Precisamente, ayer, el Financial Times publicaba un extenso trabajo en el que definía Cataluña como la "joya de la corona" pero con "imperfecciones", y mencionaba la necesidad de reformar el mercado laboral y aumentar la inversión en I+D+i.

La recuperación de la economía europea y la bajada del euro también puede favorecer la industria turística. Y eso, junto con las exportaciones, puede compensar el descenso del consumo interno, aunque la Generalitat maneja datos que apuntan, como mínimo, a un despertar de este indicador. Las importaciones, por ejemplo, en febrero siguieron descendiendo, pero lo hicieron el 0,3%, frente al 44,3% de mayo de 2009, cuando tocaron fondo. Y las ventas del comercio minorista se incrementaron el 7,2%, cuando hace un año bajaron el 13,1%. Esta mejora ayudó a reducir la caída del sector servicios al 0,7%.

No obstante, el vicerrector de la Universidad de Barcelona Gonzalo Bernardos considera que este incremento se da por el efecto de la subida del IVA en julio, que ha supuesto que los ciudadanos anticipen compras. "El principal sector catalán es la industria agroalimentaria, y no ha ido mejor", sostiene. Este sector capeó el temporal con incrementos de hasta el 7,1% el año pasado, mientras que en el primer trimestre del año subió el 3,3%.

LA ECONOMÍA CATALANA HA DEJADO DE CAER

Pero la salida de la recesión plantea varios interrogantes acerca de si empieza ahora la recuperación y sobre las consecuencias que tendrá sobre el mercado laboral. EL PAÍS ha preguntado a cinco expertos las siguientes cuestiones. 1. ¿El dato del crecimiento del 0% es sólo esporádico o supone el arranque del proceso de recuperación económica? 2. ¿Cuándo empezará a remontar el mercado laboral y a crear empleo de forma estable? 3. ¿Cuándo despegará el consumo de los ciudadanos? ¿Tendrá alguna repercusión en ello la subida del IVA?

GONZALO BERNARDOS. Vicerrector de la UB

1. No. El segundo trimestre seguramente será mejor, pero la subida del IVA del segundo semestre supondrá que el PIB linde entre el estancamiento y el decrecimiento.

2. Cataluña debe crecer a tasas del 2% para crear empleo. Hasta el año 2013 o 2014 no creo que la economía catalana lo consiga.

3. El consumo está subiendo ahora porque los ciudadanos están anticipando compras para evitar la subida del IVA del segundo semestre. A partir de julio, el consumo volverá a bajar. Lo de ahora es sólo un espejismo.

XAVIER SEGURA. Caixa Catalunya

1. El dato nos indica que lo peor ya ha pasado y que ahora empieza un proceso de recuperación, que será muy lento.

2. La creación de empleo aún tardará unos cuantos trimestres para que se dé de forma continuada, puesto que primero se debe ir consolidando el crecimiento del producto interior bruto.

3. El consumo irá remontando de forma muy tenue a causa de las expectativas sobre el mercado laboral, todavía inciertas. La deuda de las familias sigue siendo elevada, y estas prefieren ir reduciéndola a consumir.

JOSEP COMAJUNCOSA. Profesor de ESADE

1. Hablaremos de recuperación cuando empecemos a crecer con tasas que permitan crear puestos de trabajo. Y eso no será posible sin reformas en los mercados laboral, financiero y del sector público.

2. No creo que en 2010 y 2011 lleguemos a una tasa de crecimiento que permita crear empleo.

3. La subida del IVA no tendrá una gran repercusión en el consumo. A mi juicio, el fin de los subsidios de paro y las expectativas sobre el crédito tendrán más consecuencias que el aumento de los impuestos.

ANTONIO ARGANDOÑA. Profesor de IESE

1. Durante el primer y segundo trimestres tendremos crecimientos positivos, pero no fuertes. Es probable que este año crezcamos algo por encima del 0%, tal vez con alguna bajada cuando se retiren los estímulos fiscales.

2. Tardaremos bastante tiempo, porque con subidas del 0% las empresas pueden seguir produciendo con las mismas plantillas.

3. La subida del IVA tendrá algún efecto transitorio. Lo que está claro es que Cataluña no saldrá de la crisis a la americana, con subidas del consumo de más del 3%.

JOAN RAMON ROVIRA. Cámara de Comercio

1. Es un punto de inflexión. La economía catalana está muy ligada al conjunto de la economía y al comercio mundial. Si se confirma la recuperación de la UE y de EE UU, vamos a notarlo a través de las exportaciones, pero necesitamos un sistema financiero sólido.

2. Tendremos que esperar a que la economía empiece a crecer a tasas superiores de entre el 1,5% y el 2%.

3. El consumo privado se recuperará cuando la tasa de paro se estabilice y las familias crean que no van a seguir destruyéndose puestos de trabajo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 7 de mayo de 2010

Más información