Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pedro Álvarez de Miranda, un lexicógrafo para la RAE

Pedro Álvarez de Miranda, especialista en lexicografía y Catedrático de Lengua Española de la Universidad Autónoma de Madrid, fue elegido ayer miembro de la Real Academia Española, donde ocupará el sillón Q, vacante desde la muerte, en mayo del año pasado, del psiquiatra y escritor Carlos Castilla del Pino.

El nuevo académico no será un extraño en la RAE. Entre 1982 y 1995 trabajó en su Seminario de Lexicografía, dirigido sucesivamente por sus maestros, Rafael Lapesa y Manuel Seco. Este último fue, junto a Carmen Iglesias y Eduardo García de Enterría, uno de los tres defensores de la candidatura de Álvarez de Miranda, que se impuso a la del latinista Juan Gil Fernández. Lo hizo en la tercera votación, en la que se necesitan la mitad más uno de los votos de los presentes para salir elegido.

"Trabajaré donde me diga la Academia", declaró el profesor Álvarez de Miranda poco después de su elección. No obstante, dado su prestigio como lexicógrafo y su trayectoria como estudioso de la historia del léxico español no parece aventurado señalar que su labor estará ligada a la elaboración de las nuevas ediciones del diccionario académico. Y a la culminación de uno de los mayores empeños en que está inmersa la RAE: el Diccionario histórico de la lengua española. Después de señalar los dos intentos anteriores -en 1933 y 1960-, Álvarez de Miranda recuerda que la elaboración de ese repertorio es "un compromiso de la Academia con la sociedad recogido en sus estatutos".

Colaborador (con artículos sobre lengua en la sección diaria Rinconete) del Centro Virtual Cervantes del Instituto Cervantes, Álvarez de Miranda participó como asesor en dos publicaciones electrónicas de la Real Academia: el Nuevo Tesoro Lexicográfico de la Lengua Española y la 22ª edición del Diccionario de la lengua española. Por eso afirma: "ahora que se discute el futuro del libro en papel es normal que también se discuta el futuro de los diccionarios". ¿Cómo será ese futuro? "Posiblemente convivirán varios soportes: el papel, el CD-ROM y la Red"

Tras la elección de ayer, a la RAE le quedan por cubrir las vacantes de Francisco Ayala y Miguel Delibes. Además, dos académicas electas, la filóloga Inés Fernández-Ordóñez y la escritora Soledad Puértolas, tienen todavía que leer su discurso de ingreso.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 23 de abril de 2010