Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Alerta sanitaria

Hora de armarse contra la pandemia

Los mecanismos creados contra la gripe aviar en 2003 se activan ahora - España confirma un segundo enfermo - La OMS registra 79 casos en seis países

Cinco años mirando hacia el este y, al final, es posible que la nueva pandemia de gripe venga del oeste. Pero los virus tienen una ventaja: no entienden de idiomas ni fronteras. Y, por eso, es posible que toda la discusión y el trabajo hecho entre 2003 y 2005 cuando surgió la amenaza de una pandemia cuyo origen iba a ser el virus asiático H5N1, causante de la gripe aviar, obtenga sus frutos con el mexicano H1N1, de origen porcino. En los países que hicieron los deberes (España entre ellos) y en los organismos internacionales ya existen los comités y los protocolos para actuar en caso de una pandemia de gripe.

"Una pandemia no es inevitable, pero nos tomamos esa posibilidad muy en serio", señaló Keiji Fukuda, director general adjunto de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para protección sanitaria, quien apeló a los Gobiernos a preparase para detectar y atender a los posibles afectados.

Hasta la fecha no hay constancia de afectados en países pobres

La OMS no es capaz de explicar la actual expansión del virus

Después de la vorágine de comunicados y comparecencias del lunes, ayer fue un día relativamente tranquilo en las instituciones sanitarias. Una vez aceptado por la OMS que el virus no se puede detener, que habrá una pandemia, y que hay que centrarse en mitigar los efectos del virus, la propagación de la epidemia ha adquirido velocidad de crucero.

En España se ha confirmado un segundo caso. Se trata de un hombre de 24 años, ingresado en el Hospital La Fe de Valencia, que, según dijo en su comparecencia matinal la ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez, había llegado hace poco de México. Ha respondido "muy bien" al tratamiento y se encuentra "estable y completamente normalizado". Además, hay 32 casos en seguimiento (el lunes eran 26, más el de Almansa, confirmado). Todos ellos leves.

Recuento a la baja

También en el resto del mundo siguió el goteo de casos. La OMS -que lleva siempre un recuento a la baja porque necesita que le informen los países y hacer análisis de confirmación de cada sospechoso- dijo que el número de afectados por el virus había pasado de 73 a 79. Desde la OMS, Fukuda resaltó que en Estados Unidos ya hay confirmados 40 casos; que en México son 26 (entre ellos, 7 fallecidos); en Canadá, 6; en España, 2; y que la lista de países con positivos se había ampliado con los dos de Reino Unido y tres de Nueva Zelanda.

Estas cifras son, sin embargo, muy bajas para lo que están dando los propios países. Israel informó ayer de que tenía dos casos, y el Centro de Control de Enfermedades (CDC) de Atlanta, máximo asesor sanitario de los Institutos Nacionales de Salud estadounidenses, elevaba el número de casos confirmados a 64, de los cuales 45 se habían dado en Nueva York. Ello apunta a que, por primera vez, ha podido haber una transmisión entre personas fuera de México. Dos muertes en California están siendo estudiadas.

Este país, foco de la epidemia, da unas cifras muy superiores. Según dijo ayer su ministro de Sanidad, José Ángel Córdova, ya han registrado 152 muertos sospechosos, tres más que el lunes.

El pequeño incremento y el hecho de que, salvo en México, los enfermos de los otros países no muestren síntomas graves permitió ayer a Fukuda ser optimista por primera vez, siempre dentro de las cautelas ante un virus cuya evolución es "impredecible". "Es completamente posible que estemos ante una epidemia leve", dijo Fukuda, "y ésa sería la mejor situación posible".

Pero el responsable de la OMS también recordó que la epidemia de gripe más letal que se ha registrado, la española de 1918, también empezó de manera leve y acabó matando a entre 25 millones y 50 millones de personas.

El ligero respiro concedido ayer por el H1N1 dejó hueco a otras consideraciones. Una vez elevada la fase de alerta a cuatro (lo que implica que hay varios focos de transmisión del virus de animales a personas y probables casos de infección entre personas), Fukuda planteó "la mayor preocupación que tiene ahora la OMS: la experiencia dice que los países menos desarrollados siempre son los más castigados".

Hasta ahora, todos las naciones que han detectado casos de personas infectadas por el virus de la gripe porcina son ricas o emergentes. En esto, la epidemia actual se diferencia mucho de la situación creada por el H5N1. El virus de la gripe aviar se ha detectado en aves de medio mundo (sólo quedaron a salvo Australia y América), pero sólo ha habido personas infectadas en 15 países desde 2003, la mayoría del sureste asiático. Lo más cerca de Europa que ha estado ha sido en el este de Turquía, en Azerbaiyán y en Egipto.

Fukuda no pudo aclarar el peculiar reparto actual del virus porcino. Una primera explicación es que, hasta ahora, los casos que se han detectado fuera de México han aparecido en turistas -a los que se supone movilidad y capacidad económica-. No será lo mismo si el vector de transmisión cambia a trabajadores emigrantes, por ejemplo. Además, el principal nicho animal (el cerdo en el caso actual; los pájaros en el anterior) es muy diferente: no hay migraciones de animales porcinos, domésticos o salvajes. Y las migraciones fueron, según la mayoría de los expertos, las que llevaron la gripe aviar de Asia a África y a Europa (en España se encontró un somormujo enfermo cerca de Vitoria en 2006). También el comercio de animales está más restringido en este caso. Por cuestiones religiosas, es difícil que lleguen cerdos enfermos a países africanos y asiáticos de mayoría musulmana.

Los que parecen ya gravemente afectadas por el virus son los viajes de turistas a México. Ante las recomendaciones de las autoridades de EE UU y la Comisión Europea de que se eviten, de momento, los viajes, las principales mayoristas empezaron ayer a ofertar destinos alternativos a sus clientes. Las Bolsas acusaron, por segundo día consecutivo, el impacto económico de la epidemia.

El H1N1 se coló hasta la cumbre hispano-francesa que se está celebrando en Madrid. En su primera mención a la gripe, el presidente español, José Luis Rodríguez Zapatero, admitió que el tema se había tratado en la reunión con el presidente francés, Nicolas Sarkozy, porque "preocupa a Europa".

Diario de la crisis

- La ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez, confirmó ayer por la mañana un segundo caso de gripe porcina en España: un hombre de 24 años que acaba de regresar de México y está ingresado en Valencia. Los 157 compañeros de viaje están en tratamiento con antigripales. En total, hay 32 personas en aislamiento como posibles afectados. El lunes eran 27.

- La Organización Mundial de la Salud (OMS) elevó de 73 a 79 el número de casos confirmados (que se ha demostrado que tenían la nueva variante del virus H1N1). Aparte de México, Estados Unidos, Canadá, España y Reino Unido, incorpora ya a Nueva Zelanda en la lista de países afectados, con tres enfermos. Como en los demás afectados, eran turistas que

habían estado en México.

- El gobernador de California, Arnold Schwarzenegger, ha decretado el estado de emergencia. El Estado tiene 10 casos confirmados, aunque todos leves, pero fue el que dio la voz de alarma y su situación fronteriza con México lo hace especialmente vulnerable.

- Israel informó de que tenía dos personas (también turistas) con gripe porcina.

- México ha informado de que tiene 152 casos de muerte atribuidos al mal, sólo tres más que el día anterior. Ello apunta a una reducción en el ritmo de transmisión del virus.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 29 de abril de 2009

Más información