Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Soria vuelve a la investigación andaluza con células madre

El ex ministro regresa al Cabimer y negociará con la Junta otros proyectos

La investigación biomédica andaluza recupera uno de sus activos más importantes. El ex ministro de Sanidad, Bernat Soria (Carlet, Valencia, 1951), se reincorporará en las próximas semanas al equipo del Centro Andaluz de Biología Molecular y Medicina Regenerativa (Cabimer). Según confirmaron ayer fuentes de la Junta de Andalucía, Soria volverá a ocupar, en principio, la jefatura de uno de sus departamentos y se hará cargo de nuevo de la dirección del Plan Andaluz de Terapia Celular y Medicina Regenerativa, que estaba vacante desde que él se fue al Gobierno.

La Administración andaluza invitó al ex ministro a volver a las pocas horas de confirmarse su salida del Gobierno central. Soria se mostró interesado desde el principio y esta semana ya ha dado el sí definitivo, según confirmaron estas fuentes. El ex ministro tiene todavía que cerrar algunos trámites de su salida del Gobierno y la vuelta a la sanidad andaluza, pero su regreso se espera para las próximas semanas, previsiblemente para el mes de mayo.

Al margen de los puestos que ya ocupaba y a los que ahora puede volver, Soria y la Consejería de Salud están negociando también otras posibles atribuciones y nuevos proyectos de los que se puede hacer cargo el científico valenciano, que apoyó desde su inicio la estrategia andaluza de investigación con células madre.

Los que le conocen aseguran que Soria nunca ha llegado a irse del todo de Andalucía. No era difícil verle en los laboratorios del Cabimer en fines de semana o en periodos de vacaciones. Para evitar incompatibilidades, el ex ministro ha mantenido durante el tiempo que estuvo en el Gobierno su puesto de investigador en el centro andaluz, pero como una labor no retribuida y de asesoramiento a sus antiguos colaboradores sobre proyectos que ya estaban en marcha antes de que él entrara en el Gobierno.

Soria ocupó la dirección del Cabimer desde su puesta en marcha, en marzo de 2006, hasta que le nombraron ministro. En ese tiempo, su equipo fue el primero que manipuló células troncales humanas y la investigación biomédica andaluza se situó en la primera línea de este campo científico en España, donde ya se ha consolidado.

Pero la vuelta de Soria a la dirección del Cabimer es la única posibilidad que se descarta por ahora. La Junta mantuvo vacante su puesto durante unos meses, pero cuando Zapatero le ratificó como ministro después de las elecciones de marzo de 2008, y ante la posibilidad de que su ausencia se prolongara por otros cuatro años, Salud decidió nombrar a un nuevo director. El elegido fue científico inglés Shomi Bhattacharya, que se incorporó al cargo en julio del año pasado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 17 de abril de 2009