Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Centro de la Memoria despega en Salamanca

María José Turrión, subdirectora del Archivo, dirigirá la nueva institución

En la plaza de los Bandos, en Salamanca, hay una lápida de mármol con una treintena de nombres. Muchos están borrosos. No así la palabra final: "Presentes". Una de tantas placas en homenaje a fallecidos en el bando franquista durante la Guerra Civil que adornan las fachadas de iglesias españolas y que llevan años tributando un reconocimiento público a los muertos de un bando. Es una irónica bienvenida de la parroquia de Nuestra Señora del Carmen al vecino que acaba de aterrizar en el barrio: el nuevo Centro Documental de la Memoria Histórica.

El edificio que albergará el Centro abrió ayer sus tripas, coincidiendo con la primera reunión del Patronato del organismo. Su decisión inaugural fue elegir a María José Turrión, hasta ahora subdirectora del Archivo de Salamanca, como directora. Miguel Ángel Jaramillo continuará al frente del Archivo, que pasará a depender del nuevo Centro de la Memoria, institución que nace con la ambición de convertirse en un referente internacional.

Una de sus primeras iniciativas, según el director general del Libro, Archivos y Bibliotecas, Rogelio Blanco, será la organización de un encuentro mundial de centros similares para finales de este año. El alcalde de Salamanca, Julián Lanzarote (PP), miembro del Patronato, dijo: "Tengo una sensación agridulce, no voy a olvidar que el Gobierno decidió expoliar el Archivo de Salamanca para compensar a sus socios catalanes".

El ministro de Cultura, César Antonio Molina, no quiso poner fecha a la apertura del centro, aunque dijo que el proyecto se tramitará por la vía de urgencia y que desea verlo culminado en esta legislatura. El edificio requiere una radical reforma: hasta ahora había sido utilizado como sede del Instituto Nacional de la Seguridad Social. Ahora deberá servir para guardar documentos, acoger exposiciones y atender a investigadores.

Mientras no esté listo, los fondos documentales que irán llegando a Salamanca podrían ir al sótano del Centro de Arte (De2) ofrecido por el Ayuntamiento, aunque el alcalde desconoce si cuenta con capacidad suficiente para albergar tan sólo el legado que partirá desde el Archivo General de la Administración (157.000 cajas) de Alcalá de Henares (Madrid). Lanzarote avisó de que seguirán oponiéndose en los tribunales a la cesión de nuevos documentos a la Generalitat de Cataluña, incluidas las cajas ya previstas: "Si se las llevan, estaremos en los juzgados".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 20 de junio de 2008