Cataluña no aplicará la tercera hora de castellano en primaria

Montilla anuncia una norma que blinde la política lingüística

El Gobierno catalán moverá hasta la última piedra para no tener que aplicar el decreto del Ministerio de Educación que amplía de dos a tres horas semanales la enseñanza de castellano en primaria en las comunidades con lenguas cooficiales. El presidente de la Generalitat, José Montilla, dio ayer nuevas garantías a sus socios de Esquerra Republicana de que no habrá más castellano en las escuelas catalanas.

Ciutadans afirma que la Generalitat "se salta la ley"

La fórmula que prevé utilizar el Gobierno catalán es aprobar una ley de educación que, al amparo del nuevo Estatuto de Autonomía, blinde el actual sistema de inmersión lingüística en catalán. Pero Montilla llegó ayer más lejos, y dijo que si dicha ley no está lista el próximo curso, el Gobierno catalán buscará "otras fórmulas" para lograr el mismo objetivo.

Montilla lo dijo en el Parlamento autonómico en respuesta al líder de Esquerra Republicana de Catalunya, Joan Puigcercós, quien había abogado por aprobar una "ley singular" que impida la aplicación del decreto de enseñanzas mínimas. El presidente de la Generalitat dijo no ser partidario de aprobar una ley específica para este asunto y confió en que la aprobación de la ley de educación, actualmente en trámite, sea suficiente.

La aplicación de la tercera hora de castellano ha provocado numerosos quebraderos de cabeza al Partit dels Socialistes de Catalunya, pues sus socios en el Gobierno catalán, tanto ERC como Iniciativa, se oponen por completo a dar cumplimiento al decreto ministerial. Por ahora, la fórmula hallada para no aplicar la tercera hora el próximo curso ha sido dar un año de margen a los centros para que, en teoría, redacten su proyecto lingüístico. Durante este año la Generalitat prevé aprobar la ley de educación y dejar atrás así la amenaza que el decreto del ministerio supone para la estabilidad del Gobierno catalán. Y es que Esquerra Republicana llegó a amenazar el mes pasado con abandonar el Gobierno si se imponía la tercera hora.

El consejero de Educación catalán, el socialista Ernest Maragall, aseguró también ayer que la Generalitat tiene "todas las herramientas necesarias" para evitar que el decreto de enseñanzas mínimas afecte a Cataluña. Aseguró que en lo referente a la competencia curricular, la ley catalana será "absolutamente superior y más potente" que el decreto ministerial y abogó por no dar ningún otro paso que levante "suspicacias" en el conjunto de España.

Tanto el Partido Popular, como Ciudadanos-Partido de la Ciudadanía han anunciado una batería de medidas para evitar que la Generalitat incumpla el decreto de enseñanzas mínimas. El presidente de Ciutadans, Albert Rivera, aseguró en el Parlament que el Gobierno catalán se "salta la ley" y pidió infructuosamente al presidente Montilla y al consejero de Educación que rectifiquen en su decisión, que considera una medida hecha sólo para contentar a sus socios de Esquerra Republicana de Catalunya.

José Montilla.
José Montilla.

Sobre la firma

Miquel Noguer

Es director de la edición Cataluña de EL PAÍS, donde ha desarrollado la mayor parte de su carrera profesional. Licenciado en Periodismo por la Universidad Autónoma de Barcelona, ha trabajado en la redacción de Barcelona en Sociedad y Política, posición desde la que ha cubierto buena parte de los acontecimientos del proceso soberanista.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS