Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sangre gallega para identificar víctimas de Videla

En la clínica Povisa de Vigo y en el Departamento de Medicina Legal de la Universidade de Santiago -puede que más adelante también en Verín- se tomarán muestras de sangre a todos los gallegos que perdieron un familiar bajo la opresión de la Junta Militar de Videla y quieran participar. Los miembros del Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) que presentaron la campaña la semana pasada en Madrid, estuvieron ayer en Santiago y explicaron que a partir de ahora y hasta final de año los interesados pueden llamar al 608972984 para pedir cita. Lo primero que se les preguntará será el nombre del familiar que perdieron. Los forenses, que contarán para los análisis con la ayuda del genetista gallego Ángel Carracedo, esperan entrar en contacto, por esta vía, con las personas que denunciaron la desaparición de un familiar emigrado y aquéllas que no lo hicieron pese a que perdieron para siempre en Argentina la pista de los suyos entre 1974 y 1983.

Se calcula que unas 30.000 personas desaparecieron en aquel país durante la dictadura militar. Desde hace 24 años, el EAAF se ha dedicado a buscar y desenterrar cuerpos, y ahora, aunque las exhumaciones continúan, el equipo ha iniciado una campaña de tomas de sangre para poner nombre a las osamentas. Hay 600 esqueletos recuperados sin identificar. Y hay constancia, por denuncias, de que en aquellos años, en Argentina, desaparecieron de la faz de la tierra 76 personas nacidas en España. También se sabe que, al menos, 18 de ellas eran gallegas.

Pero también se tiene en cuenta, dice Luis Fondebrider, fundador del EAAF, que muchos de los desaparecidos, siendo extranjeros, consiguieron la nacionalidad argentina antes de ser eliminados. Otros, en cambio, eran nacidos allí pero sus padres o sus abuelos habían sido emigrantes gallegos. Esto amplía hasta límites inciertos la búsqueda. Y las tomas de sangre, si el Gobierno español "da contenido" a la parte que le toca en el convenio de colaboración firmado con Argentina, se completarán con la recuperación en archivos de huellas dactilares, informes médicos o partidas de nacimiento que dejaron aquí los gallegos antes de marchar.

En Galicia, las tareas se coordinarán desde el Consulado en Vigo, y en la campaña colaborará la Xunta, "uno de los gobiernos que mejor disposición mostró". Tanto, que hasta ha traducido el propio cartel de la campaña en Argentina al gallego.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 17 de junio de 2008