_
_
_
_
_

MOLÉCULAS

- Desiertos en el mar. El calentamiento amenaza la supervivencia de muchas especies marinas. Con el aumento de la temperatura del agua, ésta tiene una menor capacidad para retener oxígeno disuelto. Ello impide una reacción básica para la vida: la del oxígeno con el nitrógeno para formar nitratos, indican en Science investigadores de la Universidad de Kiel (Alemania), que han medido el fenómeno en el Atlántico, Índico y Pacífico.

- Nanobacterias. La existencia de nanobacterias en la sangre ha sido considerada causa de enfermedades. Incluso hay ya tratamientos en el mercado para estos agentes infecciosos. Pero un trabajo publicado en PNAS por Jan Martel y John Ding-E Young, de la Universidad de Chang Gung (Taiwan) y Rockefeller (Nueva York), pone en duda que estas nanobacterias existan. El ensayo, que se basa en otros previos del español Juan Manuel García Ruiz, apunta que los precipitados encontrados en los cultivos son nódulos de carbonato.

- Un laboratorio de bolsillo. La PCR (reacción en cadena de la polimerasa) es una herramienta básica en cualquier laboratorio. Se utiliza para la detección y multiplicación de las cadenas biológicas (genes o proteínas). Jürgen Pipper (Instituto de Bioingeniería y Nanotecnología de Singapur) ha desarrollado un equipo para realizar tests genéticos del tamaño de un reloj de pulsera, que combina un biochip con la PCR. El resultado se consigue en minutos, explica en Angewandte Chemie.

- Una planta contra el VIH. Uno de los problemas a la hora de luchar contra el VIH es su capacidad para ocultarse dentro de las células que infecta. Pero un componente que produce una planta de Samoa, la prostratina, parece que tiene la capacidad de obligarle a dar la cara. El inconveniente es que este producto es muy escaso. Por eso la posibilidad de sintetizarlo de manera fácil, que publica Science, es una buena noticia para luchar contra el virus, ya que evitaría que éste pudiera refugiarse en los reservorios.

- Dignidad vegetalNature, es cómo se decide cuáles son los límites de la dignidad de las plantas.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_