Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La situación de la sanida

14.000 voluntarios para un ensayo sobre obesidad y riesgo cardiovascular

La obesidad no es sólo una cuestión estética; es un problema sanitario de primer orden, con múltiples secuelas. Pero la población no acaba de asumir este mensaje, y el número de personas con sobrepeso ya ronda el 50% en España. La última iniciativa del Ministerio de Sanidad para combatirla es hacer el mayor estudio sobre la obesidad y hábitos de vida (alimentación, ejercicio) y la primera causa de muerte en el país: las enfermedades cardiovasculares. Para ello, la ministra de Sanidad, Elena Salgado, anunció ayer que se estudiará a 14.000 voluntarios.

En la investigación se medirá el peso, altura y perímetro abdominal, y se analizarán factores como la alimentación, actividad física y predisposición genética. La idea es tener un mapa real del alcance de la epidemia del sobrepeso: Sanidad cree que los datos que se manejan, de alrededor de un 14% de adultos obesos y un 36% de personas que pesan más de lo que es aconsejable médicamente, están infraestimados.

A partir de esta radiografía de la situación, se verá su impacto sobre las dolencias cardiovasculares, dentro de la estrategia de prevención de este tipo de dolencias que el Ministerio y las comunidades han acordado.

El trabajo, que se incluye dentro de la llamada estrategia NAOS (Nutrición, actividad física, obesidad y sedentarismo) es como una versión para adultos de la que ya ha comenzado entre escolares. Esta última consiste en la medición y seguimiento de 18.000 estudiantes, para obtener datos actualizados sobre el alcance de la obesidad y, además, ver la posibilidad de intervención. La idea, como ha repetido Salgado, es que un niño obeso es, en muchos casos, un adulto obeso, pero que el sobrepeso es más fácil combatirlo cuando aparece, y no esperar a que se asiente.

Ayer, Salgado hizo un balance de esta estrategia, con especial incidencia en el compromiso de las empresas de alimentación. Las 35 mayores industrias del sector, según Sanidad, ya se han adscrito a la iniciativa, y han comenzado a reducir las grasas nocivas, como las trans, o el contenido en azúcares de sus productos. Además, la ministra destacó la efectividad del sistema de autocontrol de la publicidad -con la excepción de Burger King, por sus anuncios de la hamburguesas gigantes-.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 28 de marzo de 2007