El Gobierno plantará en Kenia 232.000 árboles para compensar sus emisiones de CO2

El Gobierno compensará las emisiones de CO2 que generará en lo que resta de legislatura a través de los viajes de sus miembros en avión o en coche con la plantación de 232.000 árboles en Kenia durante los próximos tres años. El lehendakari, Juan José Ibarretxe, y la consejera de Medio Ambiente, Esther Larrañaga, firmaron ayer un convenio con la premio Nobel de la Paz 2004, Wangari Muta Maathai, para desarrollar la iniciativa, que se realizará a través de la fundación que ella preside, Green Belt Movement.

Es el segundo acuerdo de estas características, pues ya el pasado abril la consejería de Medio Ambiente suscribió otro con la misma asociación para compensar las emisiones contaminantes del departamento por el uso de su parque de vehículos y los desplazamientos en avión hasta 2007, que se calculó en la plantación de 37.000 árboles, también en Kenia. Ahora la iniciativa se extiende a todas las consejerías.

Medio Ambiente apoya además una campaña promovida por la asociación sin ánimo de lucro Ekopass, que informará a los ciudadanos sobre cómo emiten CO2, les enseñará a reducir las emisiones al máximo y, como último objetivo, lograr un reciclaje de estos impactos a la atmósfera. La intención es realizar acciones sobre estos gases nocivos de manera similar a las campañas de reciclaje de la basura.

La premio Nobel de la Paz destacó la iniciativa de la plantación de 232.000 árboles por contribuir a resolver el problema del calentamiento de la Tierra. "Estamos entrando en acción; no sólo lanzamos palabras", dijo Wangari Muta Maathai, quien se encuentra de visita en Euskadi desde el lunes.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS