Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gerardo Herrero presenta su adaptación de 'Los aires difíciles' de Almudena Grandes

Ana Belén recibe el Premio Málaga como reconocimiento a su ecléctica carrera

La infidelidad, esa arma de doble filo que a menudo reparte euforias y sinsabores por igual, protagonizó ayer la segunda jornada del Festival de Cine Español de Málaga. El director Gerardo Herrero presentó Los aires difíciles, adaptación de la novela de Almudena Grandes sobre naufragios familiares, y el veterano Eliseo Subiela trajo Lifting de corazón. En un día inusual en el que llovió a cántaros, la actriz y cantante Ana Belén recibió el Premio Málaga, y Bigas Luna desveló que la desconocida actriz Verónica Echegui protagonizará su próximo filme, Yo soy la Juani.

Un director de cine confesaba ayer en Málaga que a la novela de Almudena Grandes le salieron nada más publicarse "muchos novios". Gerardo Herrero se llevó el gato al agua, y ayer trajo su adaptación de Los aires difíciles a competición en el segundo día de festival. Tras acudir el año pasado con Heroína, a Herrero se le notó ayer muy suelto y de inmediato se lanzó a la arena. "Voy a decir una maldad", anunció. "En el cine español no se hacen más adaptaciones de novelas porque los directores quieren ser demasiado autores, y al adaptar novelas les parece que pierden autoría", criticó.

La cinta relata la huida de un médico (José Luis García) que quiere dejar atrás un pasado dramático y caprichoso, como los vientos de las playas gaditanas a las que se muda a vivir. Allí se enfrenta a sus fantasmas, que también acuden a instalarse en su presente luminoso, opuesto al oscuro pasado que vivió en Madrid. A García le acompañan en el reparto Cuca Escribano, Roberto Enríquez y el siempre brillante y demoledor Antonio Dechent.

Herrero, que ya adaptó la novela de Grandes Malena es un nombre de tango, explicó que le mostró a la autora la película nada más acabarla. "Le gustó y estaba encantada. Espero que fuera sincera...", añadió. En la presentación de la cinta, mientras el director entraba en detalles, el agua se colaba sigilosa entre las sillas de los sorprendidos periodistas por las filtraciones del teatro Cervantes. Málaga vivió ayer la excepción a su clima semidesértico y registró hasta 170 litros por metro cuadrado por las intensas lluvias.

También con los cuernos como trasfondo argumental, Eliseo Subiela, presentó ayer Lifting de corazón, una historia en la que un cirujano plástico que se resiste a su condición de abuelo se cree el cuento de que "he nacido para el tango". Entre arreglos de nariz y senos, el sevillano Antonio Ruiz (Pep Munné) acude a un congreso en Buenos Aires y se enamora de una joven argentina (Moro Anghileri). Su esposa (María Barranco) descubre el pastel, se rebela a quedarse cruzada de brazos, y el doctor galán debe elegir entre ambas damas. "Que la vida va en serio uno empieza a comprenderlo más tarde", reflexiona el protagonista.

El realizador argentino, experto contador de sentimientos como ha demostrado su prolija filmografía (El lado oscuro del corazón), definió su filme con realismo: "La película es gris, como la vida". Subiela estimó que en esta historia las mujeres "aparecen como lo que son, más maduras que los hombres", dijo ante la cómplice mirada de sus bellas actrices. El apunte insólito lo añadió la productora del filme, Marta Simón: "Espero que las mujeres jóvenes aprendan a no cargarse los matrimonios...".

El festival rindió ayer homenaje a Ana Belén (Madrid, 1951) y le entregó el Premio Málaga por su ecléctica carrera, en la que además de música y teatro ha tenido tiempo para rodar más de 40 títulos, entre ellos Cómo ser mujer y no morir en el intento como directora.

"Me siento abrumada y el galardón me viene muy grande, porque siento que en el mundo del cine hay gente que se lo merece más que yo", dijo humilde. La actriz se definió como "una persona insegura" y admitió que "se va acentuando con los años a pesar de conocer los resortes que tengo como actriz", comentó. Anoche estuvo arropada por compañeros como Imanol Arias, Miguel Narros, Juan Echanove y Gerardo Vera, que le entregó el galardón.

Ana Belén regresó ayer al certamen, tras acudir a su séptima edición como protagonista de la comedia Cosas que hacen que la vida valga la pena, de Manuel Gómez Pereira.

Tras un casting de unas tres mil chicas por seis ciudades, Bigas Luna acudió ayer al Foro de Proyectos para presentar a su nueva musa de barrio, la desconocida actriz Verónica Echegui. El director encontró en Madrid a la chica, de 21 años, que interpretará a La Juani, su próxima película. Echegui sólo ha interpretado "algún papelito" en obras de teatro. "Me gustó porque además de guapa es muy buena actriz", explicó.

El filme retrata el mundo de jóvenes que ambicionan triunfar desde el extrarradio de las grandes ciudades. Es la primera parte de un proyecto que en el futuro puede convertirse en una trilogía. El rodaje de Yo soy la Juani comienza el próximo lunes en Reus.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 19 de marzo de 2006