Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:BERNAT SORIA | Investigador en medicina regenerativa | FRAUDE EN LA CIENCIA

"Volvemos a 2002"

El director del Centro Andaluz de Biología Molecular y Medicina Regenerativa, Bernat Soria, no salía ayer de su asombro.

Pregunta. Evaluación de daños.

Respuesta. Hemos viajado de 2005 a 2002. No hay atajos, y habrá que poner a punto la transferencia nuclear [la técnica usada para la clonación terapéutica] como hubiera sido lo normal de no existir Hwang, trabajando con calma en células de primates no humanos. En el fondo, ir paso a paso es lo normal en ciencia. No tiene demasiada importancia.

P. ¿Cómo se explica el comportamiento de Hwang?

R. Si es cierto que se trata de una manipulación deliberada, pertenece al ámbito de la psiquiatría. No estiendo cómo puedes andar mareando los datos de esa forma cuando sabes, con el 100% de certeza, que te van a descubrir. En un campo como éste, todo el mundo va a intentar reproducir tus resultados, va a utilizar tus líneas celulares y es absolutamente imposible que te escapes. De psiquiátrico, vaya.

P. ¿Deprime?

R. Igual que un buen experimento anima el campo, un fraude lo sume en la tristeza, qué duda cabe. Pero también hay una lectura positiva: que la ciencia dispone de los mecanismos para detectar el engaño. Si un ideólogo miente es más difícil que lo descubran. La ciencia siempre puede remitirse a fundamentos objetivos y cribar los artefactos y las manipulaciones.

P. ¿Pronostica borrascas?

R. Sin duda. Los enemigos de estas investigaciones aprovecharán para decir: '¿Veis como todo era mentira? ¿Veis como no sirve para nada?' Pero qué más da. No hay otro camino que seguir adelante, dentro de la ética y, por supuesto, dentro de la ciencia. La vía de Hwang no vale. Las soflamas tampoco.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 24 de diciembre de 2005