Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Codorníu atribuye al boicoteo parte de la caída del 4,37% en sus ventas de cava y vino

Los ingresos de Codorníu -incluyendo cavas y vinos- cayeron en España el 4,37% en su último ejercicio, cerrado el pasado 30 de junio, hasta situarse en 145,81 millones de euros, informó ayer Xavier Pagès, director general del grupo. Pagès atribuyó parte del descenso al boicoteo al cava impulsado tras las manifestaciones del líder de ERC, Josep Lluís Carod, en contra de la candidatura olímpica Madrid 2012, pero también por otra parte al consumo "ligeramente inferior" del segmento de la hostelería.

Codorníu prevé que el boicoteo a productos catalanes también perjudique la campaña de Navidad de este año, que representa el 30% del negocio de todo el ejercicio. El mercado nacional aporta más de dos tercios de la facturación de Codorníu, que superó los 208 millones de euros, con un crecimiento del 1,22% sobre el ejercicio precedente. Las exportaciones, en cambio, se incrementaron el 17,2%.

La campaña contra el cava obligó a Codorníu a aumentar en seis millones de euros sus gastos en acciones comerciales y promoción, lo que aminoró, en parte, el beneficio neto del grupo. Éste bajó hasta los 3,76 millones de euros, el 70% menos que los 12,3 millones obtenidos el ejercicio precedente, que contó con unos atípicos de casi cinco millones de euros por la venta del inmueble de Bodegas Bilbaínas.

Xavier Pagés aseguró ayer que "ha sido un año difícil para el sector del cava en general" y reconoció que, "evidentemente", el boicoteo a los productos catalanes ha influido en las ventas en el mercado nacional, aunque no quiso concretar en qué regiones de España se ha registrado un mayor descenso de las ventas de este producto.

Para hacer frente al boicoteo del cava, Pagés ha subrayado que "lo que hay que hacer es trabajar por lo nuestro". "Llevamos 140 años haciendo este producto y queremos llegar a todos los consumidores", concluyó el directivo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 15 de diciembre de 2005