Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una multitudinaria manifestación pide en Salamanca la unidad de España y del Archivo

Los manifestantes exigen al Gobierno socialista que no traslade los documentos a Cataluña

La manifiestación a favor de que permanezca la integridad del Archivo de la Guerra Civil, convocada por el Ayuntamiento de Salamanca, partió a las 20.09 de la plaza Mayor de Salamanca sin que se hubiera llenado totalmente el recinto, aunque varios millares de personas también ocupaban calles próximas. El jefe de la policía local señaló que participaron 75.000 personas, mientras que la Policía Nacional ofreció una participación de 30.000 manifestantes en la marcha por calles del barrio antiguo de Salamanca. El presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, afirmó que "el Gobierno no tendrá más necesidad que oír a estas cien mil almas" que se han manifestado.

La pancarta de cabecera, de ocho metros de largo y uno de alto, lució el lema: "Por nuestros valores. Por nuestra historia común. Por nuestra dignidad". Junto al alcalde de la ciudad, Julián Lanzarote, se situaron, entre otros, el presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre.

Detrás de la cabecera se encontraban los portavoces del Grupo Popular en el Congreso y en el Senado, Eduardo Zaplana y Pío García-Escudero, respectivamente; vicepresidente del Senado, Juan José Lucas, así como los miembros del Gobierno regional, los diputados y senadores del PP en Castilla y León, junto a parlamentarios regionales, presidentes de diputación, alcaldes de capitales de provincia y otras representaciones. También figuraban en la manifestación los ex ministros Pilar del Castillo y Jaime Mayor Oreja.

Durante el recorrido, de kilómetro y medio escaso, del trayecto, se vocearon consignas como "El archivo no se vende", que fue el grito más frecuente y que corearon los portadores de la pancarta cuando la cabecera llegó ante la sede del colegio de San Ambrosio, a las 20.27. También se gritó: "Dónde está, no se ve, ZP", "Zapatero, cabrón, no te quieren ni en León". Entre una selva de pancartas y banderas de España y de diferentes comunidades autónomas, figuraban proclamas como "El PSOE de Castilla y León nos quita el Archivo y encima se ríe de nosotros", "Carod, cabronazo, baja tú a por los legajos". Al término del recorrido, a las 21.00, el escritor Alfonso Ussía leyó un manifiesto en el que contrapuso a Felipe González como "un estadista" que escuchó a los manifestantes hace diez años con el actual presidente del Gobierno, al que siempre calificó como "Rodríguez", con el que señaló que se ha ido "a peor", tras el resultado de "las accidentadas y anímicamente manipuladas elecciones generales del 14 de marzo", resultado tras el cual "el señor Rodríguez no puede gobernar libremente". Ussía afirmó que "si se ha pactado con los chantajistas en Cataluña y se han iniciado conversaciones con los terroristas en las provincias vascas, ¿qué puede significar la unidad de un archivo para el Gobierno débil y clamorosamente inculto?". En su texto, el escritor también aludió a la ministra de Cultura como la "encargada de tramitar y ejecutar la orden de mutilación". Horas antes del inicio de la concentración y a preguntas de los periodistas, la ministra de Cultura, Carmen Calvo, destacó en Madrid, durante la cumbre de ministros de Cultura, "el derecho de todos a manifestarse", aunque señaló que "el PP está mintiendo", informa Efe. "El Archivo de Salamanca no se traslada", afirmó Calvo, y añadió que "los documentos que van a ir a parar a Cataluña ni siquiera llegan al 3%" de lo que esta institución conserva, y de todo ello se guardará copia en Salamanca. "No se rompe, por tanto, la unidad del archivo estatal", añadió la responsable del ministerio", y decir otra cosa es buscar "enfrentar a unos con otros". Calvo se preguntó cuántos de los que acudirían a la manifestación " vienen de Cataluña y cuántos del PP catalán".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 12 de junio de 2005