Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CATÁSTROFE EN ASIA | La reacción de EE UU

Powell: "No he visto nada igual en mi vida"

El secretario de Estado espera que la ayuda mejore la imagen de EE UU en el mundo islámico

Colin Powell, secretario de Estado norteamericano, tuvo ayer la oportunidad de echar un vistazo al epicentro del maremoto volando a baja altura a bordo de helicópteros Seahawk de la armada estadounidense a lo largo de kilómetros de costa con poblaciones arrasadas y donde han muerto decenas de miles de personas. "No he visto nada igual en toda mi vida", comentó Powell impresionado después del recorrido aéreo. "No puedo imaginar el horror de las familias y de cuantos oyeron el ruido del tsunami que se acercaba y a continuación les arrancó la vida".

"Es impresionante el poder de la ola, que destruyó puentes, fábricas, casas, cosechas y todo cuanto encontró a su paso. Y es de considerar que tan sólo hemos volado durante un rato alrededor de Banda Aceh, porque uno verá lo mismo si vuela 100 millas a lo largo de la costa hacia el sur o hacia el este". Powell se encuentra en Indonesia acompañado por Jeb Bush, gobernador de Florida y hermano del presidente de EE UU. Jeb Bush ha visitado la zona del desastre como representante personal del presidente, y hoy regresa a EE UU, mientras que Powell se trasladará a Yakarta, la capital indonesia, para asistir a la cumbre de países donantes y países afectados por el maremoto. Powell visitó también la isla de Phuket, en Tailandia, la zona más afectada de ese país, y mañana se trasladará a Sri Lanka.

El secretario de Estado se mostró conmovido por lo que vio, y comentó que "en más de 40 años de vida militar y ejerciendo cargos de alto nivel en el Gobierno he estado en guerras, he participado en operaciones de ayuda a causa de huracanes, tornados y otras catástrofes, y nunca he visto nada como esto".

El secretario de Estado indicó que ha acordado con el representante indonesio para la reconstrucción, Alwi Shihab, incrementar el número de vuelos de los aviones de transporte C-130 para distribuir agua, comida y medicinas.

Con las cadenas de televisión difundiendo la imagen de los soldados norteamericanos ayudando a las víctimas del tsunami, Powell reconoció cándidamente que espera que el apoyo militar que Estados Unidos desarrolla en la zona del desastre y su aportación de 350 millones de dólares de ayuda financiera a los países afectados contribuirá a mejorar la imagen de su país en el mundo islámico. Indonesia, donde el tsunami ha causado casi 100.000 muertos, es el país musulmán más populoso del mundo. "Estamos prestando la ayuda sin entrar en consideraciones religiosas, y creo que esto da al mundo musulmán y al resto del mundo la oportunidad de ver la generosidad de EE UU, los valores americanos en acción".

"Estados Unidos no es un país antiislam ni antimusulmán", añadió Powell en declaraciones realizadas junto al ministro de Exteriores indonesio, Hassam Wirajuda; "EE UU es una sociedad plural donde respetamos todas las religiones, y espero que como resultado de nuestros esfuerzos, como resultado de la labor de nuestros pilotos, cuya ayuda es vista por los ciudadanos indonesios, nuestro sistema de valores saldrá reforzado".

Las fuerzas estadounidenses enviadas a la zona hasta ahora incluyen cerca de 6.000 marines del portaaviones Abraham Lincoln.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 6 de enero de 2005