Hiperión logra el Premio Nacional a la Mejor Labor Editorial Cultural

Ediciones Hiperión ganó ayer el Premio Nacional a la Mejor Labor Editorial Cultural, sin dotación económica, que otorga el Ministerio de Cultura. El jurado valoró de Hiperión (sello fundado en 1976 que destina dos tercios de su catálogo a la poesía) "su apoyo a la creación innovadora, en especial a la difusión de la poesía nacional e internacional, incluida la infantil, así como a la producción ensayística llevada a cabo con ejemplar independencia".

"Somos una editorial pequeña, sin apoyos especiales de ningún tipo, que debe su existencia exclusivamente a sus lectores. Por eso nos alegra que por fin se hayan acordado de nosotros", declaró ayer Jesús Munárriz, fundador de la editorial, para quien el premio "es también un reconocimiento a la constancia de quienes siguen los libros de Hiperión".

Tras 28 años de vida, más de 700 libros llevan el sello de Hiperión. Cinco son las colecciones que agrupan su propuesta: Ajonjolí (poesía para niños), Dicho y Hecho (prosas de poetas, teoría y estudios), Ex Libris (facsímiles y libros ilustrados), Libros Hiperión (narrativa) y Poesía Hiperión (poemas para adultos). En ellas conviven clásicos y autores modernos españoles, hispanoamericanos y poetas traducidos de 27 idiomas.

Poeta y traductor, Munárriz destacó la apuesta "bastante singular" de destinar una colección entera a la poesía para niños, que surgió con la ambición de contribuir a "formar nuevos lectores" y que ya ha sumado 50 títulos.

Además de publicar a poetas consagrados, la editorial apoya la poesía joven con dos premios.

El jurado estuvo presidido por el director general del Libro, Rogelio Blanco, y formado además por Juan Mollá, Luis Casado, Antonio María Ávila, Abelardo Linares, Ofelia Grande, Ernesto Pérez Zúñiga, Francisco Salas, Miguel G. Posada y Jesús Ayuso.

Por otra parte, el Ministerio de Cultura rectificó ayer el premio Ciudades Patrimonio de la Humanidad al Ayuntamiento de Ávila, concedido por la rehabilitación del ex convento de San Francisco como auditorio y no por la capilla de los Franco del convento de las Concepcionistas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0025, 25 de noviembre de 2004.

Lo más visto en...

Top 50