Cartas al director
i

Extradiciones

El Consejo de Ministros del Gobierno de España en reunión celebrada el 29 de agosto acordó no tramitar la petición de extradición de los criminales terroristas argentinos Videla, Suárez Mason, Astiz y 43 más, acusados de crímenes contra la humanidad.

Podemos imaginar por un momento las reacciones que producirían en este mismo gabinete, adalides del fundamentalismo antiterrorista desde Santurce a Bilbao y desde Madrid a Bagdad, la negativa a extraditar etarras por parte de los gobiernos de Francia, México o Uruguay, por ejemplo.

El presidente Roosevelt decía en defensa de Anastasio Somoza, dictador de Nicaragua: "Es un hijo de puta, pero es nuestro hijo de puta". Quizá sea ésta la idea asumida por el Gobierno de España, que con su negativa deja en libertad a los liberticidas.

Los etarras festejaban con champagne sus asesinatos; es muy probable que el martes 2 de septiembre Astiz y 45 más celebren su libertad con un asado criollo y brinden a la salud del señor Aznar.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 01 de septiembre de 2003.

Lo más visto en...

Top 50