Alemán, ex presidente de Nicaragua, acusado de robar y blanquear dinero del Estado

El presidente nicaragüense, Enrique Bolaños, un veterano empresario de 74 años, llamó 'traidor y corrupto' a Arnoldo Alemán Lacayo, quien fuera no sólo su antecesor, sino su jefe en el pasado período de gobierno (1997-2001). Según Bolaños, el ex presidente encabezó una red mafiosa de 13 personas, entre las que se encuentran algunos de sus familiares y amigos, que habría robado y luego lavado en bancos panameños y en empresas fantasmas unos cien millones de dólares del Estado.

Alemán es, además de máximo líder del oficialista Partido Liberal Constitucionalista (PLC), presidente del Parlamento, por lo que goza de fuero constitucional. Bolaños exigió a los diputados que le fuera suprimida la prerrogativa, pero el desafuero de un diputado sólo sería posible si la mayoría del Parlamento lo aprueba, lo que parece difícil, ya que Alemán goza del respaldo de 46 de los 92 diputados que conforman el órgano.

Más información

En la red mafiosa habrían participado además dos hermanos, una hija, una cuñada y un sobrino del ex presidente, así como un ex ministro y varios altos funcionarios del Estado. La ley nicaragüense prevé penas de entre 4 y 25 años de cárcel para los delitos de los que se les acusa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 09 de agosto de 2002.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50