Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Leche ecológica desde Galicia

Lactalis inicia la producción en España con 10 ganaderos gallegos

La multinacional francesa Lactalis, antes Besnier y líder en el mercado comunitario, ha iniciado la comercialización en España de leche ecológica producida por un grupo reducido de ganaderos gallegos tras un periodo de adaptación de explotaciones que ha durado dos años. Esta leche se distribuye con paquetes certificados y numerados para ofrecer plenas garantías sobre su contenido. Roberto Moré, responsable del grupo en España, considera que se trata de una apuesta más de futuro de la empresa en su estrategia de ocupar pequeños nichos de mercado por determinados tipos de leches como de cabra o sin lactosa que no ofrecen los demás grupos.

Hasta la fecha, son varias las empresas ubicadas en España que comercializan leche ecológica como son los casos de Pascual y el propio Lactalis. Pero, en ambos casos, se trataba de leche importada. Pascual la fabricaba en su planta de Montauban en Francia y Lactalis la importaba de su firma matriz. Se trata de un mercado naciente donde Lactalis sólo vende semanalmente 40.000 litros, lo que supone unos dos millones de litros anuales. Para los responsables del grupo, se espera que en un plazo de siete u ocho años, la leche ecológica suponga aproximadamente el 4% de todo el mercado de leche en España por su calidad y su precio, entre 0,30 y 0,36 euros más por litro que la leche normal, entre 50 y 60 pesetas. Hoy, este tipo de leche se vende a un euro el litro.

La firma francesa, líder en el sector lácteo comunitario, ha basado su estrategia en España en ocupar pequeños nichos de mercado

El hecho de que hasta la fecha se haya estado importando leche ecológica francesa era consecuencia de la no existencia en España de ganaderías preparadas para su producción.

Para lograr que una explotación tenga la calificación de ecológica, es necesario un periodo de preparación de dos años para el saneamiento de los animales así como del terreno. A partir de ese proceso, solamente se puede denominar leche ecológica a la producida por animales que se hayan alimentado como mínimo un 60% con forraje y que el 20% de pienso de apoyo sea también una materia prima elaborada con productos obtenidos con un control ecológico. Actualmente ya existen fabricantes de este tipo de piensos. La ganadería de la explotación debe estar en total libertad pastando al aire libre a razón de dos vacas por hectárea.

La elaboración de la leche ecológica del grupo Lactalis se hace a partir de un acuerdo con 10 ganaderos gallegos en las provincias de Lugo y A Coruña con una cabaña en conjunto de unas 500 vacas. Con estos animales, la empresa cubre sus actuales niveles de ventas en el mercado interior. Lactalis tiene en marcha trabajos con otras explotaciones ganaderas para ir preparando las mismas con vistas a la obtención a corto y medio plazo de nuevos volúmenes de leche para atender las necesidades de un mercado que se considera en expansión.

Los ganaderos productores de este tipo de leche suscriben un contrato de aprovisionamiento con la industria y ésta les garantiza un precio superior al mercado en unas 12 pesetass por kilo, 0,07 céntimos de euro. Mientras dura el proceso hasta la calificación de una ganadería elegida para obtener leche ecológica, la diferencia del precio de esa leche respecto al mercado es de 0,04 euros, unas seis pesetas por kilo.

Según los responsables de la multinacional, para su grupo es posible la fabricación de estas bajas candidades de leche al ser una empresa en España de tamaño pequeño y con instalaciones reducidas, algo que no se podría hacer en una gran fábrica. El grupo estima que no va a ser nunca líder en el sector de los lácteos en España y desde esa posición ha diseñado una estrategia basada en ocupar pequeños nichos como el de la leche ecológica.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 21 de abril de 2002