_
_
_
_
EL DEBATE SOBRE LA GLOBALIZACIÓN

Washington alerta en la Conferencia de Múnich sobre un ataque a Irak

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo

¿Quieres añadir otro usuario a tu suscripción?

Si continúas leyendo en este dispositivo, no se podrá leer en el otro.

¿Por qué estás viendo esto?

Flecha

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo y solo puedes acceder a EL PAÍS desde un dispositivo a la vez.

Si quieres compartir tu cuenta, cambia tu suscripción a la modalidad Premium, así podrás añadir otro usuario. Cada uno accederá con su propia cuenta de email, lo que os permitirá personalizar vuestra experiencia en EL PAÍS.

En el caso de no saber quién está usando tu cuenta, te recomendamos cambiar tu contraseña aquí.

Si decides continuar compartiendo tu cuenta, este mensaje se mostrará en tu dispositivo y en el de la otra persona que está usando tu cuenta de forma indefinida, afectando a tu experiencia de lectura. Puedes consultar aquí los términos y condiciones de la suscripción digital.

La posibilidad de que Irak sea el próximo punto de mira en la campaña contra el terrorismo volvió a ser puesta en discusión ayer por el vicesecretario de Defensa estadounidense, Paul Wolfowitz, y el senador republicano John McCain, durante la Conferencia de Políticas de Seguridad que se celebra en Múnich. Aunque Wolfowitz no hizo referencia explícita al régimen de Sadam Husein, dejó pocas dudas de estar de acuerdo con la afirmación de McCain de que 'en Bagdad reside un terrorista' con los días contados. Tanto el ministro de Defensa alemán, Rudolf Scharping, como su homólogo italiano, Antonio Martino, se apresuraron a afirmar que la Unión Europea no comparte esta posición.

El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, ya a inicios de esta semana había denunciado como 'eje del mal' a Irak, Irán y Corea del Norte, y los dos halcones que han acudido desde Washington a la Conferencia de Múnich volvieron a argumentar en la misma dirección. Wolfowitz al sostener que la 'única defensa en contra del terrorismo es llevar la guerra al territorio del enemigo', y McCain al afirmar que 'el día de ajuste de cuentas se está acercando, y no sólo para Sadam Husein, sino para todos los miembros de la comunidad atlántica, cuyos Gobiernos enfrentan la opción de terminar con la amenaza de este régimen irresponsable o seguir actuando como si su comportamiento, después del 11 de septiembre, aún fuese tolerable'.

Más información
Bush eleva la presión sobre Irak y anuncia que contempla cualquier tipo de acción
EE UU estudia ya planes concretos para acabar con Sadam Husein
Sadam Husein, el primer objetivo de la guerra de Bush
EE UU planea derrocar a Sadam Husein sin necesidad de que sus tropas invadan Irak
La oposición iraquí presenta a EE UU un plan para derrocar a Sadam Husein

Los llamamientos a la guerra contra Irak son rechazados por la Unión Europea como 'inapropiados', según Scharping, al menos mientras que no se presenten pruebas contra Sadam, según Antonio Martino.

Conocer lo que pasa fuera, es entender lo que pasará dentro, no te pierdas nada.
SIGUE LEYENDO

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_