Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA CRISIS EN ARGENTINA

La banca española asume sus pérdidas en la crisis de Argentina

SCH y BBVA provisionan su inversión por si pierden todo el negocio

El Santander Central Hispano (SCH) y el Banco Bilbao Vizcaya Argentaria (BBVA) seguirán los consejos del Banco de España y reducirán sus ingresos o plusvalías en función del riesgo que tienen en Argentina. En el caso del BBVA, esta cantidad será de unos 900 millones de euros y 1.400 para el SCH, aunque ya han dotado una parte. Los dos bancos se reunieron con los norteamericanos y británicos para plantear una estrategia común en Argentina.

El Banco de España siempre se ha caracterizado por exigir criterios de máxima prudencia, por lo que ha pedido a los dos grandes bancos españoles que realicen unas dotaciones especiales por el riesgo que mantienen en Argentina.

Tanto el BBVA como el SCH ya preveían que sus filiales -el Banco Francés y el Banco Río respectivamente- tuvieran dificultades y realizaron provisiones en septiembre pasado. La entidad presidida por Emilio Botín anunció la creación de un fondo voluntario de 750 millones de euros, ampliable hasta 1.000 millones para diciembre que lo cargó contra las plusvalías obtenidas por la venta de participaciones. El BBVA provisionó 200 millones de euros contra los ingresos obtenidos hasta septiembre y anunció que dotaría otros 200 millones al cierre del año.

Sin embargo, estas cantidades no serán suficientes. Según los analistas consultados, el SCH deberá hacer una provisión de 1.400 millones de euros como mínimo, mientras que para el BBVA la cantidad será de unos 900 millones de euros.

Si el Banco de España exigiera una provisión más prudente, se debería incluir el efecto de la morosidad, así como el efecto de la depreciación del peso y la caída de la rentabilidad de la cartera de deuda. En este segundo caso la provisión del SCH ascendería a unos 1.700 millones de euros y las del BBVA a unos 1.400 millones, según los analistas.

Efecto reducido

En cualquier caso, la inversión de los bancos españoles en Argentina es pequeña respecto a sus beneficios totales. El Santander Central Hispano obtiene un 8% del beneficio neto mientras que el BBVA asciende al 5% aproximadamente. Quizá por eso, la agencia de calificación Moody's decidió confirmar las calificaciones de los dos bancos, sin ponerlas en revisión.

Mientras tanto, las dos entidades mantienen reuniones con sus colegas norteamericanos -el Citibank y el Bank of Boston-, con los canadienses -el Bank of Scotia- y el británico -el HSBC-, que controla el Banco Roberts en Argentina. El objetivo es consensuar una posición ante las autoridades argentinas. Los bancos no quieren tomar una decisión definitiva sobre su futura permanencia en Argentina, aunque insisten en la necesidad de que el país cuente con un plan viable.

En este sentido, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) se dirigió a las cinco grandes compañías con presencia en Argentina, los dos bancos, Repsol-YPF, Endesa y Gas Natural, para que envíen una previsión del impacto de la crisis en sus beneficios de 2001. Sin embargo, las empresas convencieron a la CNMV de que todavía es pronto para conocer este cálculo y que lo harían público en su presentación de resultados.

Cabe señalar que La Caixa ha provisionado 270 millones de euros (45.000 millones de pesetas) por el impacto de Argentina en sus empresas participadas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 15 de enero de 2002