Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rafael Moneo realizará la nueva sede del Gobierno de Cantabria

El arquitecto prevé un edificio de 10 plantas en una parcela de 3.600 metros cuadrados

El Gobierno de Cantabria decidió ayer encomendar la construcción de su nueva sede a Rafael Moneo (Tudela, Navarra, 1937). El arquitecto participó con otros 40 profesionales, de ellos tres extranjeros, en el concurso de ideas para el nuevo edificio, que se construirá en la zona de Puertochico, en Santander. Moneo ha previsto un edificio horizontal y muy flexible en su interior que ocupará todo el perímetro del solar, de 3.600 metros cuadrados.

Las cinco maquetas seleccionadas para la fase final son los proyectos de Moneo, los también españoles Jerónimo Junquera y Carlos Ferrater, el inglés David Chipperfield y el norteamericano Peter Eisenman. Fueron exhibidas por toda la región y, de forma no vinculante, el Gobierno cántabro aprovechó la ocasión para llevar a cabo una encuesta sobre las preferencias de 18.000 visitantes, de los cuales dieron a conocer su opinión 6.000. La maqueta de Moneo obtuvo 1.759 votos; la del norteamericano, 1.528; 1.415, el proyecto de Junquera, y 1.172, el firmado por Ferrater.

Rafael Moneo reconoce la compleja topografía de la parcela en la que prevé un edificio horizontal y muy flexible en su interior que ocupará todo el perímetro del solar; en evitación de un excesivo volumen, proyecta una plaza cubierta a través de la que se articulan las comunicaciones por la zona afectada. La nueva plaza es considerada un eslabón más de los ya existentes en la capital que definen la estructura urbana.

Paradigma de lo público

La fachada del edificio tendrá doble acristalamiento exterior e interior en tonos claros. Moneo evitará que su función no se adivine desde la calle; se trata, puntualiza, no tanto de que represente el poder cuanto que sea y pueda ser entendido como paradigma de la vida compartida por las gentes en el ámbito espacial de la ciudad, como paradigma de lo público.

El arquitecto propone un edificio con una superficie total construida de 37.611 metros cuadrados, de los que 29.983 son sobre rasante, distribuidos en 10 plantas (planta baja más nueve), y 7.628 bajo rasante, distribuidos en dos plantas de aparcamiento e instalaciones con capacidad aproximada para 200 vehículos. El edificio ofrece una cabida aproximada de 24.400 metros cuadrados útiles, con capacidad para unas 1.220 personas, aplicando una ratio de 20 metros cuadrados por persona.

La nueva sede del Ejecutivo regional ocupará una parcela de 3.600 metros cuadrados, resultantes del derribo de las actuales instalaciones en la calle de Casimiro Sainz y el aprovechamiento de dos solares contiguos. La superficie a construir supera los 37.600 metros cuadrados.

Moneo dispone ahora de 10 meses para redactar el proyecto definitivo, y las obras podrían comenzar en la primavera de 2003 y prolongarse durante dos años. El presupuesto supera los 6.400 millones de pesetas.

La nueva sede del Gobierno de Cantabria ha enfrentado al Ejecutivo con el Colegio de Arquitectos de Cantabria, contrario éste a la elevada volumetría exigida por el concurso de ideas, que 'obliga a diseñar un enorme y desproporcionado edificio encorsetado en un solar de reducidas dimensiones y en un entorno urbano', según hizo público el pasado mes de noviembre. La corporación profesional manifestó que el Gobierno ha estado mal asesorado técnicamente y que debiera renunciar a la idea de elevar un macroedificio administrativo y permitir al arquitecto finalmente designado una solución más armónica, equilibrada y proporcionada'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 28 de diciembre de 2001