Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Kevin Costner confiesa que le emocionó ver su filme sobre la 'crisis de los misiles' con Castro

El actor sugiere al líder cubano que haga otra película desde la perspectiva de la isla

'Siempre es difícil hablar por otra persona, pero fue emocionante sentarme cerca de él y verle revivir una experiencia de cuando él era un hombre joven, y que viese cómo John F. Kennedy, otro hombre joven, también sufrió en esa dramática situación', contó Costner. El protagonista de Trece días aclaró que Castro entendió que el filme es sólo una dramatización, no un documental, y que refleja el punto de vista norteamericano de cómo JFK y sus colaboradores vivieron aquella crisis que puso al mundo al borde de una guerra nuclear.

La crisis de los misiles finalizó el 29 de octubre de 1962, cuando Moscú accedió a retirar los misiles que había instalado en Cuba, en un trato secreto entre Washington y Moscú a espaldas de Castro y que le molestó por no ser tenido en cuenta. De esto no se habla en la película, y tanto Costner como el productor principal, Armyan Bernstein, sugirieron al mandatario tras la proyección de la película que Cuba hiciese otra en la que se reflejase la perspectiva cubana. Fue durante la madrugada del martes, después de la cena con la que les agasajó Castro. 'Le preguntamos quién interpretaría en esa película el papel de Fidel Castro, y dijo: 'Yo podría desempeñar ese papel', contó Bernstein.

Cauto

En la conferencia de prensa hubo de todo, hasta caritas y guiñitos cómplices del protagonista de Bailando con lobos con una joven modelo que estaba entre el público mirándolo embelesada. El actor, que durante su estancia en Cuba paseó por La Habana Vieja y fue al cabaré Tropicana, no pudo ser más cauto cuando se le preguntó su opinión sobre la isla. 'Cuba es un gran actor en el escenario mundial, a pesar de ser un país pequeño. ¿Quiénes somos nosotros en EE UU para decir que tenemos razón y que en Cuba están equivocados?', afirmó el actor norteamericano.

Finalmente, Costner se mojó un poquito, aunque de refilón: 'Yo no soy la persona indicada para opinar al respecto . Pero he podido viajar por el mundo entero como actor y siempre me han interesado las personas que sufren, dondequiera que se encuentren'. Costner destacó el mensaje pacifista de la película y aseguró que muestra el esfuerzo del presidente Kennedy y sus colaboradores por resistir las presiones de los que querían empujarlo a la guerra. 'Años más tarde estamos celebrando este acto de no pelear como un acto de valentía'.

La estrella, que en todo momento ejerció como tal, se reunió con Castro en dos ocasiones; al segundo encuentro asistieron varios actores reales de la crisis de octubre y, según Costner, Castro dijo que desclasificaría documentos que arrojarían algo de luz sobre aquellos 13 días.

Crítica del 'Granma'

La delegación cinematográfica estadounidense, integrada también por un sobrino de JFK que trabaja en el filme, asistió en pleno el miércoles a la presentación de Trece días en el cine Charles Chaplin. Entre vítores, focos, grititos histéricos y numerosas cámaras de televisión, al más puro estilo Hollywood, Costner cruzó la sala de proyecciones esquivando los intentos de algunas fans de tocarle. Cuando dos horas y pico después se encendieron las luces, hubo aplausos, pero no demasiados.

El diario oficial Granma publicó ayer una crítica sobre Trece días en la que valora positivamente la cinta por 'su poder de advertencia' en momentos 'en que no faltan irresponsables que a la manera de aquellos halcones de octubre de 1962 siguen palpando el arma atómica como si fuera la espada de un mosquetero'. Granma señala, no obstante, en la crítica que se trata 'de una obra de ficción y no una cinta documental responsabilizada en equilibrar visiones de las partes contendientes en el conflicto'. A Costner no le dio tiempo a leerla, pues abandonó la isla ayer, un día antes de lo previsto; en el hotel Nacional, donde se alojó, todo estaba ya listo para recibir al presidente chino, Jiang Zemin, inmerso estos días en otra crisis con EE UU.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 13 de abril de 2001