Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
SEGURIDAD ALIMENTARIA

Villalobos desaconseja el caldo de huesos de vaca

El Gobierno no ha prohibido esos productos

La ministra de Sanidad, Celia Villalobos, alargó ayer la lista de productos vacunos que, pese a no haber sido prohibidos ni retirados del mercado por su departamento, deben, según ella, ser evitados por los consumidores para protegerse del mal de las vacas locas. La ministra señaló a Onda Cero: 'Le digo al ama de casa que no eche huesos de vaca cuando haga una comida, aunque ya no se venden, sino de cerdo'. Los huesos de vaca no han sido prohibidos por el Gobierno y se pueden adquirir sin problema.

'Lo de evitar la alarma social no parece ir con Celia Villalobos', dijo el gerente de la Asociación Nacional de Productores de Vacuno (Aprovac), Manuel Conde. 'Pero a los ministros hay que seguirlos por el BOE, no por la radio'. El portavoz de la Asociación de Empresas de la Carne (Asocarne), Fernando Pascual, sólo pudo añadir: 'No puedo creer que la ministra haya dicho eso'. Más contundente se mostró Manuel González, secretario general de la Asociación Profesional de Salas de Despiece y Empresas Cárnicas: 'Bastante enfado y confusión existe ya como para que esta señora se dedique a emitir esas estupideces de maruja sin el menor criterio científico. No estamos dispuestos a aguantar ni una más. Ni una más'.

El Gobierno británico sí prohíbe los huesos de caña, como el fémur. El comité científico de la UE estableció en 1997 cuatro categorías de tejidos según su contenido en priones. El cerebro, la médula y los ojos son de 'alta infectividad'. El intestino y las amígdalas, de 'infectividad media'. Los huesos, de 'baja infectividad', al igual que el hígado, el páncreas y el timo. El músculo y la leche, de 'infectividad no detectada'. Villalobos ha convocado hoy una reunión urgente con los consejeros de Sanidad y Agricultura, a la que también asistirá el ministro de Agricultura, Miguel Arias Cañete.

Ayer se registró el octavo caso de vacas locas en Alemania.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 9 de enero de 2001