Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

69 razas de animales de cría están en peligro de extinción en España

Un informe de la FAO considera "alarmante" el ritmo de desaparición

Las granjas del mundo se despueblan por momentos. Cada semana desaparecen dos razas distintas del patrimonio de animales criados por el hombre, según un informe publicado ayer por la FAO, la organización de Naciones Unidas que se ocupa de la alimentación y agricultura. En el caso de España la situación no es más tranquilizadora: en nuestro país hay 69 razas de animales de cría en peligro de extinción, de ellas 22 en estado crítico.

El informe realizado por la FAO considera alarmante la situación porque en los últimos cien años se han perdido mil razas y el ritmo de extinción se ha acelerado en los últimos años hasta el punto de que en estos momentos están amenazas de desaparición un tercio de los animales de cría en todo el mundo (1.350). El estudio ha sido realizado sobre un total de 30 especies de animales de cría en el mundo.El estudio deja claro que la diversidad se encuentra, sobre todo, en el sur. Que los países del norte deben recurrir constantemente a las zonas cálidas para encontrar el aporte de las razas animales necesarias para el desarrollo económico y para la alimentación. Sin embargo, los países del sur sufren gravemente el proceso de deterioro y simplificación de especies que es común a todo el planeta.

La lista de animales en peligro está encabezada en España por las vacas, con 21 razas en situación grave (con menos de mil ejemplares) 13 razas de gallinas, 10 de cerdos (varias de ellas del tipo ibérico), 8 de ovejas, dos de palomas, dos de pavos, una de gansos, una de patos y una de conejos. Una situación lamentable, según los expertos, porque se trata de un patrimonio de diversidad genética valiosísimo y porque, como apunta José Esquinas, secretario de la comisión de la FAO que se ocupa de los recursos genéticos para la agricultura y la alimentación, "la pérdida de diversidad genética se traduce en mayor vulnerabilidad de las razas".

La biodiversidad es esencial para hacer frente a enfermedades y plagas. "El cerdo min que se cría en China, y que es capaz de vivir a 35 grados bajo cero y de tener hasta 24 crías o más, ha sido muy útil para estudiar las posibilidades de transformación de la especie, para obtener mayor fertilidad". Esquinas recuerda que una raza de vacas italianas, conocida como maremagna, que se cría en los alrededores de Roma, en una zona que era antiguamente palúdica, sirvió para salvar otra raza de vacas de Estados Unidos aquejadas de malaria.

Según Keith Hammond, experto del grupo de recursos genéticos animales de la FAO, entre 1995 y 1999, las razas de mamíferos que están amenazadas de extinción aumentó del 23% al 35%, mientras la de aves ha aumentado del 51% al 63%. "Si no se toman medidas, 2.255 razas se perderán en los próximos 20 años", señala Hammond.

Para Hammond, el mayor peligro para la diversidad ha estado en las exportaciones masivas de animales desde los países desarrollados a los países en vías de desarrollo, para cruzarlas con las razas indígenas o para sustituirlas. De esta forma estas últimas han sido sacrificadas en la falsa creencia de que las procedentes de los países industrializados eran más rentables.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 6 de diciembre de 2000