Francia prohíbe los intestinos de vacuno por temor a las 'vacas locas'

Salchichas, salchichones, mortadelas y salamis tendrán que cambiar de piel. Francia ha prohibido totalmente la utilización en la charcutería de intestinos del ganado vacuno que sirven de envoltura alimentaria natural para gran parte de los embutidos. La medida, tomada para prevenir los riesgos de contaminación de la encefalopatía espongiforme o enfermedad de las vacas locas, es la más radical de las adoptadas en Europa y coincide con un goteo de nuevos casos declarados de esta enfermedad, que elevan a 62 el número de animales enfermos descubierto en Francia en lo que va de año.La prohibición se extiende a toda la cabaña bovina francesa, pero también a la importación de países en riesgo. Francia mantiene un embargo total sobre la carne de vacuno británica y es probable que lo extienda a otros países europeos, aunque esa decisión aún no ha sido adoptada.

Con esta medida, el Gobierno francés sigue las recomendaciones de la Agencia de Seguridad Sanitaria de los Alimentos (AFSSA), que llevaba un año advirtiendo de su necesidad y que recientemente había insistido en una prohibición total "lo más rápida posible" para evitar el riesgo de contagio en toda la cadena alimentaria. Francia y otros países europeos habían prohibido ya el uso del íleon, un tramo de metro a metro y medio del intestino delgado de los bovinos.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS