Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Baleares promete sanear antes de julio los puntos negros de su litoral Sanidad declara no aptas 14 de sus playas

El consejero de Turismo del Gobierno balear, el socialista Celestí Alomar i Mateu, se ha comprometido a limpiar todos los puntos negros de sus playas antes del verano. Alomar reconoce que a lo largo del año pasado se detectaron en algunas zonas de sus playas niveles de contaminación incompatibles sanitariamente para tomar baños, pero ha precisado que eso no significa que el conjunto de las playas donde se detectaron esas muestras estuvieran sucias.Según el informe anual sobre el estado de las aguas de baño en 1999 facilitado por el Ministerio de Sanidad, de las 34 playas declaradas no aptas en España, 14 se localizaban en Baleares. "Todas nuestras playas son aptas para el baño", añade Alomar. "Somos la comunidad autónoma que aplicamos la vigilancia más estricta. Nunca hemos tenido problemas con nuestros clientes, que según las encuestas manifiestan un nivel de satisfacción altísimo", señaló Alomar.

El consejero de Turismo admite que la información sobre el estado de sus playas divulgada ayer no ayuda a la política turística de las islas. Desde la toma de posesión del nuevo Gobierno a finales de julio pasado, el Ejecutivo balear ha mantenido reuniones con los ayuntamientos turísticos para erradicar todos los puntos negros y piensan ofrecer información puntual sobre el estado de las playas a todos los usuarios.

La Consejería de Sanidad y Consumo, por su parte, insistió en que el 92% de las playas recibió en 1999 la calificación de excelente o apta. Sólo el 7% se consideró no apta. Entre mayo y octubre de cada año este departamento autonómico realiza entre 13 y 14 mediciones en 181 puntos del litoral, distribuidos en 132 playas; 154 obtuvieron la calificación de excelentes, 13 buenas y 14 no aptas. Ayer remitió una nota aclaratoria a todas las oficinas de turismo europeas y a los principales turoperadores que trabajan en las islas.

Asimismo, el director autonómico de Sanidad, Josep Pomar, reclamó al Ministerio de Sanidad que realice auditorías sobre el sistema de control empleado en su baremo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 23 de febrero de 2000