Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Euskaltel gana a Telefónica el concurso de datos del Ayuntamiento de Vitoria La BBK se suma a la cartera de clientes

Euskaltel se está especializando en ganarle concursos públicos a su gran rival, el otrora monopolio Telefónica. El Ayuntamiento de Vitoria sacó su concurso de datos (información que va por la red de teléfono y que no corresponde a voz) y Euskaltel se presentó y lo ganó. Este nuevo contrato se suma a los tres grandes del operador vasco: el Gobierno (voz y datos), Osakidetza y la Universidad Pública vasca (UPV). Además de estos concursos públicos en Euskaltel se asegura que cuentan ya con muchas empresas privadas en su cartera, entre ellas la Bilbao Bizkaia Kutxa (BBK)

Hasta ahora las grandes administraciones que habían caído en manos de Euskaltel habían estado siempre presididas por el PNV, una circunstancia que había creado más de una sospecha. De hecho, ganar el Gobierno cuando el Ejecutivo era parte del accionariado parecía cuando menos raro. La situación es similar al hablar de Osakidetza, dependiente de la Administración vasca, o de la UPV. Sin embargo, el caso del Ayuntamiento de Vitoria es distinto. En la capital vasca gobierna el Partido Popular y Euskaltel ha ganado el concurso porque su oferta era la mejor. La idea de Euskaltel no es especializarse en datos, sino dar un servicio integrado, sin embargo, todo es una forma de entrar. Para el operador vasco se trata de captar nuevos clientes y para ello da lo mismo entrar como operador de datos u operador de voz. Su idea es dar un buen servicio.

Los gestores de Euskaltel aseguran que entre sus clientes figuran muchas grandes empresas del País Vasco, pero que lógicamente y dado que deben mantener su privacidad no las pueden hacer públicas. Como dato relevante en la firma se estima que de cada tres minutos que operan de llamadas salientes uno corresponde a líneas de acceso directo. Se debe tener en cuenta que Euskaltel tiene por el momento 25.000 líneas de servicio directo y cerca de 300.000 conectadas al servicio de telefonía indirecta a través del número de interconexión 050.

Entre los nuevos clientes del sector privado destaca la BBK donde en breve comenzarán a prestar servicios. La Bilbao Bizkai Kutxa es el primer accionista a título individual de Euskaltel con un 23,5% del capital social.

Liberalización de precios

En todo caso, Euskaltel se enfrentará en el mes de agosto a la liberalización de precios del sector. Hasta ahora las tasas vienen reglados por la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT), es decir, por el Ministerio de Fomento. La liberalización puede suponer una guerra abierta de precios en la que Telefónica, que ya dispone de su red propia, puede hacer entrar en crisis a sus competidores. De hecho, se baraja en el sector la posibilidad de que las llamadas locales de carácter residencial (los domicilios particulares) lleguen a ser gratuitas. Esta posibilidad no asusta a los gestores del operador vasco que consideran que han sido ellos los primeros en liberalizar los precios y en marcar una línea de actuación que ha sido seguida por otros operadores.

Frente a estos problemas Euskaltel propone continuar con un servicio integrado de calidad. Sin embargo, su imagen ya se ha visto dañada por la primera huelga en una empresa, Telepromotion, que trabaja para ellos atendiendo a clientes. Además la firma vasca ya se ha enfrentado a su primera avería, que resolvió en dos horas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 5 de diciembre de 1999