Problemas administrativos fuerzan a Euskaltel a reducir su ritmo de inversiones en línea directa La "telefónica" vasca facturará este año 11.000 millones de pesetas, más del doble que en 1998

El operador vasco de telecomunicaciones Euskaltel se está topando con problemas administrativos a la hora de instalar su red para dar acceso directo. Estos impedimentos le han frenado su ritmo de inversiones. La firma vasca, que pese a todo crecé a un ritmo muy superior a la de ningún otro operador telefónico en España, facturará este ejercicio entorno a 11.000 millones de pesetas (66,11 millones de euros). Euskaltel irrumpió en el mercado en enero de 1998 y cuenta ya con 25.000 líneas de servicio directo y 296.000 conectadas al servicio indirecto, a través del número de interconexión 050.

Más información

Euskaltel pese a nacer con un pecado original, su origen público en tiempos de liberalización, se ha convertido en la revelación del sector de las comunicaciones en España. Ninguna otra empresa ha conseguido robar tanta cuota de mercado a Telefónica como lo ha hecho el operador vasco. Los analistas de mercados suman a esta dato la buena imagen que la compañía tiene entre sus clientes, las empresas y los particulares. ¿Dónde está el truco? La pregunta no tienen fácil respuesta, pero sí que es cierto que la idea que el aún presidente de la firma y ex consejero de Hacienda, José Luis Larrea, mantenía sobre la "construcción de una empresa y un país" tiene mucho que ver. A los vascos les gusta lo que creen más suyo. A este principio hay que sumar una capacidad financiera para llevar adelante una agresiva campaña de lanzamientos y promociones que les ha llevado al éxito.Sin embargo, no todo es tan fácil como parece. A finales del pasado ejercicio un Ayuntamiento como el de Bilbao, en manos del PNV, empezaba a poner trabas a la afición de Euskaltel por el cableado y las zanjas. Como en Bilbao, en muchas otros de los 30 municipios, el 72% de la población de Euskadi, en los que Euskaltel está desplegando simultáneamente su red, -la clave de todos sus servicios y de su futuro-, se está topando con problemas.

Barreras a la inversión

Las inversiones acumuladas previstas para este año deben rondar, sin tener en cuenta la red de telefonía móvil, los 50.000 millones de pesetas. Pese a ello, las barreras administrativas, especialmente en la primera mitad del año, están impidiendo cumplir los plazos. El despliegue de red de Euskaltel supone una inversión entre 1997 y 2008 de 763 millones de euros (127.000 millones de pesetas). De éstos, 22.000 millones son para el negocio de telefonía móvil. El resto va destina a la red que incluye telefonía directa, cabinas de teléfonos, Internet, datos,...

En todo caso, en la empresa no están especialmente preocupados por el retraso que consideran completamente circunstancial. De hecho, el cambio de alcalde en el Ayuntamiento de Bilbao, a modo de ejemplo, ha supuesto un giro radical en la postura de este municipio. El nuevo presidente del Consistorio, Iñaki Azkuna, es partidario de las nuevas tecnologías y ha abierto las puertas que su predecesor en el cargo, Josu Ortuondo, se encargó de entornar. Lo malo es que junto a la barrera administrativa los 300 empleados de Euskaltel se enfrentan en sus planes de crecimiento a otro nuevo obstáculo, las comunidades de vecinos.

Telefónica entró en todos los inmuebles sin ningún problema porque el teléfono era un servicio que nadie se quería perder. Ahora las cosas han cambiado. Todo los bloques de viviendas tienen teléfono y para que entre un segundo operador se requiere el acuerdo mayoritario de los vecinos. Así, Euskaltel se encuentra sumergido en otra carrera, la de las juntas de vecinos. Los comerciales de Euskaltel trabajan a marchas forzadas y portal por portal, su futuro depende de ello. De lunes a jueves, ya que los viernes es un día casi de descanso, en distintos puntos del País Vasco Euskaltel reúne a cerca de 500 comunidades de vecinos para pedirles su permiso para entrar en su bloque y convencerles de que su proyecto de instalación no va a perturbar la paz del inmueble. Actualmente están ya comercializando su oferta de acceso directo en el 18% de las viviendas de Euskadi.

En Euskaltel jamás pensaron que su afán por llegar al mercado, por instalar un red de banda ancha, iba a estar sujeta a tantos impedimentos administrativos y menos con la composición del accionariado. El primer referente es el Gobierno con un 3% directo del capital, un 2% a través del Ente Vasco de Energía y otro 5% por medio de EITB (la radio televisión pública vasca).

A la Administración vasca le siguen las tres cajas vascas vinculadas por medio de sus consejos a las administraciones locales y forales: la BBK, con un 23,5% es el primer accionista individual, Kutxa con el 18,5% el segundo, y la Vital está en el montón con un 5%. El resto del accionariado (ver gráfico) se reparte entre sus socios tecnológicos y de licencia operativa (Telecomo Italia, Retevisión y Endesa) y entre dos empresas vascas de peso (Mondragón Corporación Cooperativa e Iberdrola).

Lo más curioso de la geometría accionarial de Euskaltel es la convivencia en su senos de dos acérrimos competidores: las eléctricas Endesa e Iberdrola. Y más aún cuando ambas basculan en dos sectores de telecomunicaciones opuestos. Por un lado, Iberdrola cuenta con un acuerdo operativo con Telefónica, si bien es cierto que está pendiente de desarrollar. Por otro parte, Endesa es el accionista de referencia en España de Retevisión, el rival directo de Telefónica.

Pero las dificultades administrativas no han hecho a los gestores de Euskaltel perder la confianza en su proyecto. El operador vasco sigue así batiendo sus propios récords. Cuenta con 300.000 líneas conectadas al servicio de telefonía indirecta que opera a través del número de interconexión 050, con una penetración cercana al 30% del mercao. A esta cifra, que es sólo un primer paso hacia el acceso directo, se suman las 25.000 líneas en servicio de acceso directo, el 2,5% de las existentes en el País Vasco. La idea de la firma es desplegar en cuatro años una red propia para dar cobertura al 80% de la población y en cinco años llegar a todos las localidades de más de 5.000 habitantes.

Internet gratis

Entre los 11 lanzamientos que ha hecho Esukaltel desde su creación destaca también el servicio de Internet que rompió el mercado y supuso que otros operadores presentaran un reclamación ante la Comisión Nacional del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT). Actualmente el 35% de los internautas vascos están conectados a través de Euskalnet, la filial que desarrolla este servicio. Tiene dos posibilidades de pago y gratuito, el 94% de los clientes están en esta modalidad. La otra sorpresa fueron los móviles, tanto por lo que costó alcanzar un acuerdo con Amena, el tercer operador en España, para repartirse el mercado como por el escaso plazo que lleva funcionando, desde marzo de este año. Euskaltel, que está haciendo un despliegue de red propio, cuenta con 42.000 terminales en servicio, el 8,5% del mercado. Los dos principales operadores españoles son Telefónica, a través de Movistar y Moviline, y Airtel.

Pero todo este éxito tiene sus incertidumbres. Los expertos de mercado consideran que existen riesgos si Euskaltel, cuyo ámbito de actuación es Euskadi, se cierra demasiado en su parcela. El sector de las telecomunicaciones está sometido a un constante proceso de globalización del que el operador vasco no puede quedarse al margen. La conexión de Euskaltel con el mercado es a través de su socio Telecom Italia. Este hecho se reconoce desde Euskaltel, sin embargo, se considera que el trabajar un nicho de mercado como el País Vasco les puede favorecer en su desarrollo.

La clave de todo, pese a las dificultades burocráticas con que se están topando, son, de acuerdo con la compañía, la integración de todos los servicios y pensar exclusivamente en el mercado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 04 de diciembre de 1999.

Lo más visto en...

Top 50