Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un testigo entrega a Garzón pruebas sobre los "vuelos de la muerte"

El periodista argentino Horacio Verbisky, autor del libro El vuelo, en el que explica cómo la dictadura militar hizo desaparecer a miles de personas arrojándolas al mar, declaró ayer ante el juez Baltasar Garzón. El testimonio de Verbisky resultaba clave, pues confirmó las declaraciones del oficial de la Marina argentina Adolfo Scilingo ante el mismo juez, en octubre de 1997, y de las cuales ahora se desdice.

Scilingo en aquella ocasión confesó su participación en dos vuelos de la muerte, en los que fueron asesinadas 13 y 17 personas, y relató ante el juez el sistema de desaparición de personas llevado a cabo por la Marina, dando nombres de los responsables.Verbisky, que conoció casualmente a Scilingo en Buenos Aires en 1994, sostuvo con él varios encuentros que dieron lugar al libro. El periodista entregó a Garzón seis horas de cintas grabadas, que demuestran que las opiniones de Scilingo vienen de antiguo y contradicen su postura actual, en la que niega todo. Verbisky entregó asimismo varias cartas autentificadas de Scilingo a sus superiores, al general Videla y al propio presidente Carlos Menem, algunas datan de 1991, en las que denuncia los mismos hechos y exige a los responsables ideológicos de esos vuelos de la muerte la asunción pública de culpas.

Verbisky cree que el retracto de Scilingo se debe a "una estrategia ingenua de defensa". "Pensó, y es una hipótesis mía, que con su colaboración el juez le iba a otorgar un estatuto de testigo protegido; al verse ahora procesado, tiene miedo de acabar en la cárcel".

El periodista, un reputado investigador de los crímenes de la dictadura militar, dijo a EL PAÍS que "la actuación de Garzón en estos casos había despertado de la siesta a numerosos jueces argentinos y chilenos". "La imagen de España, no entre los Gobiernos, sino entre los pueblos, vive su mejor momento desde Colón".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 19 de noviembre de 1999

Más información

  • Las grabaciones implican a Scilingo