EL NUEVO AISLACIONISMO

La cadena gestionará más hoteles

El grupo Sol Meliá no piensa irse de Cuba ni abandonar ninguno de sus negocios en la isla a pesar de las amenazas estadounidenses. Por el contrario, se propone gestionar nuevos hoteles en los próximos meses, informaron fuentes de la compañía. La cadena hotelera española administra en la actualidad 6.000 habitaciones y 14 hoteles en la isla, aproximadamente un 15% de la capacidad hotelera del país. Los negocios en Cuba aportan anualmente al grupo entre un 7% y un 8% de sus ingresos brutos totales, por lo que Sol Meliá no está dispuesto a dar un paso atrás.Para empezar, Sol Meliá no admite que esté violando la ley Helms-Burton y argumenta que la mayoría de los contratos que tiene con empresas cubanas son de administración, no de inversión. Asimismo, fuentes cercanas a la compañía indicaron que a Sol Meliá "no le consta" siquiera que el hotel de la discordia, el Río de Mares, en la provincia de Holguín, esté en terrenos expropiados a un ciudadano norteamericano. Las fuentes agregaron que el grupo español estudia meticulosamente la documentación de cada hotel que va a coger en administración, y que en el pasado ya descartó gestionar algún hotel para no chocar con la ley Helms-Burton.

Más información

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 30 de octubre de 1999.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50