Los productores de Rioja auguran "un desastre" si la uva sube más que en 1998

La Agrupación de Artesanos y Bodegueros de Rioja (Arbor) considera que pagar la uva de la cosecha de 1999 a más de las 200 pesetas el kilo que se pagaron en 1998 será "un desastre para las ventas del vino de Rioja del próximo año". Rafael del Rey, gerente de esta organización, que agrupa a 13 bodegas que representan una tercera parte de la comercialización de Rioja, añadió que "operaciones de las que se pueda hablar o rumorear en torno a 300 o 400 pesetas el kilo no se pueden generalizar al conjunto de la cosecha", aunque puede haber alguna muy puntual y en función de calidades. "A esos precios, Rioja dejaría de vender más del 60% de su vino. Sería tal desastre para las ventas del año próximo que es inimaginable que se pueda comprar el conjunto de la cosecha de Rioja a esas cifras; las consecuencias serían tremendas, sobraría vino", subrayó el gerente de Arbor. Del Rey insistió en que la situación actual del Rioja es "especialmente preocupante", sobre todo si se considera que "las ventas de Rioja descendieron un 9% el pasado mes de julio respecto al mismo mes de 1998 y un 20% en la exportación". Según datos del Consejo Regulador de la DOC Rioja, en julio de 1999 se vendieron 122,5 millones de litros de Rioja contra los 134,6 de julio de 1998, lo que supone un descenso del 9%. Las exportaciones hasta julio de 1999 fueron de 35 millones de litros, frente a los 44 millones de julio de 1998, un 20,3% menos, según el Consejo. Los cálculos de la Diputación alavesa eran hace poco más de una semana aún menos optimistas y preveían un descenso de la producción que podría llegar al 25% debido a las heladas, si bien, matizaron, eso no afectaría a la calidad de los vinos que seguiría siendo "muy buena". Rafael del Rey calificó estas cifras de "alarmantes", y opinó que "la tendencia cada vez es peor, lo que afecta, sobre todo, a los vinos jóvenes que, a estos precios no son competitivos". "Sabemos que incluso algunos crianzas están dejando de ser competitivos en el ámbito nacional e internacional", añadió. A su juicio, "si esta situación ha ocurrido con los precios de uva del pasado año, sobre las 200 pesetas el kilo, cualquier precio mayor este año, significaría una pérdida muchísimo mayor de mercados". En los mismos términos se expresó recientemente el director general de Bodegas Faustino, de Oyón (Álava), la mayor exportadora de vinos de calidad. José Luis Fernández Jubera advirtió al sector vitivinícola de la "pérdida de credibilidad" que el Rioja está sufriendo en los mercados exteriores por el aumento de los precios de este vino. Pérdida de consumidores El director general de la citada bodega, que forma parte del Grupo de Criadores y Exportadores de Vinos de Rioja, recordó que el vino de Rioja ha incrementado su precio en un 25% anual en los dos últimos años, aumento que calificó de "locura" que no acarreará más que "graves consecuencias", a todo el vino producido en esta Denominación de Origen. Al igual que Rafael del Rey, alertó de la situación de las exportaciones de vino de Rioja y avisó de que "de cada cinco consumidores de vino de Rioja extranjeros hemos perdido más de uno". Ambos directivos coincidieron en señalar que la situación del Rioja se agravará por las altas producciones de uva que se esperan en Francia y otros países y el descenso a lo largo de 1999 que ha tenido el precio del vino de Burdeos y la Toscana, en Italia.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción