Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mercamadrid abre el mayor mercado de carne de toda Europa

La capital cuenta ya con un mercado de carne para abastecer a carnicerías, hoteles y restaurantes o hipermercados similar al que existe para el pescado y la fruta. El Mercado Central de Carnes, el mayor de Europa, abrió ayer en Mercamadrid y servirá, según las previsiones, no sólo a carnicerías, hoteles y restaurantes de la región de Madrid, sino también a los de Castilla-La Mancha, Extremadura, Castilla y León y Comunidad Valenciana. Carlos Calbacho, presidente de la Agrupación de Industrias Cárnicas Madrileñas (AIE), asociación que reúne a los 24 mayoristas cárnicos de la capital y que ha impulsado la construcción del centro, aseguró ayer que la nueva instalación "colaborará no a que los precios bajen, pero sí a que no suban".El nuevo centro ha costado 7.000 millones de pesetas (sufragados íntegramente por las 24 empresas participantes en el proyecto), mide 40.000 metros cuadrados y está situado cerca del mercado de pescados y de fruta de Mercamadrid, al suroeste de Madrid, en la M-40. El Ayuntamiento de Madrid no ha puesto ni una peseta para la construcción del edificio, pero regaló a los empresarios la parcela en la que se asienta.

Gas natural para el frío

El nuevo mercado cuenta, según explicó Calbacho, con la mayor instalación mundial de gas natural para producir frío. Además de las ventajas relacionadas con la conservación adecuada de los alimentos, la instalación alimentada por gas abarata los costes de consumo en relación con la instalación eléctrica.El mercado tiene también una calle interior que servirá para que las 24 empresas participantes enseñen su mercancía. "De esta forma, los dueños de las carnicerías o de los hoteles podrán observar los precios y elegir mejor. Va a ser beneficioso para la competencia, y, por tanto, para el precio y para el cliente", añadió Calbacho.

Las previsiones de facturación para el año 2000 del nuevo centro cárnico -que trabajará con ganado porcino, vacuno, ovino y con casquería- llegarán a los 36.000 millones de pesetas.

El concejal de Sauld, Simón Viñals, del PP, que visitó ayer el centro en su primer día de funcionamiento, explicó que la principal ventaja del nuevo Mercado Central de Carnes "es la seguridad en la higiene, ya que la alta tecnología empleada garantiza las más altas exigencias en este tema". El Mercado Central de Carnes es el heredero del viejo matadero de Arganzuela, actualmente abandonado. Aunque el nuevo centro trabaja sólo con ganado ya muerto, los empresarios cárnicos no descartan la idea de construir y gestionar un matadero en el término municipal de Madrid. "Sería bueno para la seguridad y la higiene de la carne, porque seríamos nosotros los que controlaríamos todo el proceso", dijo ayer Calbacho, en una entrevista, a Onda Madrid.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 14 de septiembre de 1999