El SAS ha pagado hasta julio 1.850 millones por los medicamentos que excluyó el Ejecutivo

El contramedicamentazo le ha costado al Servicio Andaluz de Salud, hasta el mes de julio, alrededor de 1.850 millones de pesetas. A pesar de la decisión del Gobierno autonómico de sufragar las medicinas excluidas por el Ministerio de Sanidad de la financiación pública -el conocido medicamentazo-, Andalucía ha sido la comunidad donde menos ha crecido el gasto farmacéutico en los primeros siete meses del año. El incremento, en relación con el mismo periodo de 1998, ha sido del 8,18%, frente al 13,32% del País Vasco, la comunidad donde más ha aumentado.

Los datos del Servicio Andaluz de Salud (SAS) muestran que la contención del gasto farmacéutico es mayor en Andalucía que en las restantes comunidades con transferencias sanitarias o las incluidas en la órbita del Insalud. La evolución del gasto en farmacia es creciente en todas ellas, pero en la Comunidad Andaluza lo hace en menor medida que en las demás, al menos en los primeros siete meses de 1999. Hasta el 31 de julio, el SAS destinó al capítulo de farmacia unos 110.321 millones de pesetas, un 8,18% más que en el mismo periodo del año anterior. En el conjunto estatal, la evolución media refleja un aumento del 10,79%. Las comunidades donde más ha crecido el gasto farmacéutico han sido el País Vasco (13,32%), Navarra (12,76%), Galicia (12,47%) y Canarias (12,47%). En el territorio Insalud, el aumento ha sido del 10,95%. La evolución de las partidas destinadas a prestaciones farmacéuticas en Andalucía resulta más llamativa al tratarse de la única comunidad que se negó a excluir de la financiación sanitaria los medicamentos contemplados por el Ministerio de Sanidad. El Gobierno autonómico decidió contrarrestar los efectos de la medida del Ejecutivo y asumir el coste de los fármacos incluidos en el medicamentazo, que ya no se financian en el resto del territorio estatal. En lo que va de año, el SAS ha destinado 1.850 millones de pesetas a pagar los medicamentos excluidos. Sin contar esta partida, la contención del gasto en farmacia en Andalucía hubiera sido aún mayor y el incremento respecto al año anterior se habría fijado en un 6,36%, cuatro puntos por debajo de la media nacional. El coste de las prestaciones farmacéuticas en Andalucía, desde enero hasta julio, ascendió a 110.321 millones de pesetas, la cifra más elevada en términos absolutos de todas las comunidades autónomas con las competencias en sanidad transferidas, aunque muy similar a la de Cataluña, que alcanzó los 104.639 millones de pesetas. Durante el mes de julio, el gasto en farmacia creció especialmente en Navarra (12,44%), el País Vasco (11,48%) y Cataluña (10,34%). Por el contrario, las comunidades donde menos aumentó fueron Canarias (3,85%) y Andalucía (5,69%). La media estatal se situó el mes pasado en el 7,75% de incremento. El SAS atribuye la contención del gasto en farmacia en Andalucía, a pesar de asumir los medicamentos excluidos por el Ministerio de Sanidad, a la labor de formación y concienciación que se está desarrollando desde hace años entre los facultativos andaluces.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 18 de agosto de 1999.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50